Comisión sobre lavado recurre a Fiscalía sobre la no comparecencia de Cartes

La comisión del Congreso de Paraguay que investiga las actividades del cambista brasileño Darío Messer, acusado de lavado de dinero, rechazó hoy la petición del expresidente Horacio Cartes de declarar por escrito a sus preguntas y resolvió dejar en manos de la Fiscalía tomar una decisión al respecto.

Cartes estaba citado para esta mañana por la comisión, después de que una exfuncionaria de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) asegurara el lunes durante su comparecencia que el nombre del expresidente aparecía en documentos relacionados con el caso Messer.

Sin embargo, el exmandatario anunció hoy su ausencia y solicitó a los miembros de la comisión que le enviaran las preguntas por escrito.

La comisión rechazó su pedido y ante la negativa de Cartes a declarar de forma presencial optó por recurrir a la vía judicial, informó el portavoz de la comisión, el senador Rodolfo Friedmann, del gobernante Partido Colorado.

"No se le va a enviar ninguna pregunta por escrito. Nosotros necesitamos, por las preguntas y las repreguntas, su comparecencia ante la comisión. Por eso, vamos a remitir (el caso) al Poder Judicial, para que ellos puedan articular judicialmente", señaló el senador en rueda de prensa.

Friedmann añadió que durante la conversación a puerta cerrada entre los miembros de la comisión, el senador Fernando Silva Facetti, del Partido Liberal, planteó la posibilidad de que se le remitieran las preguntas por escrito.

Su propuesta no logró el respaldo de sus compañeros, que se decantaron por la de la diputada Celeste Amarilla, también liberal, que optó por recurrir a un asesor jurídico que tome nota del caso y la remita al Poder Judicial, amparado por las normas de la Cámara.

Friedmann añadió que la intención de la comisión es presentar el caso a la Fiscalía durante la jornada de hoy, para que "la Justicia se pronuncie como corresponda y como indica la ley en los tres días siguientes a la presentación".

El senador también criticó a Cartes por querer convertir la investigación de un hecho de lavado de dinero en una denuncia por el limbo legal que existe con "la convalidación de una senaduría vitalicia no juramentada".

Friedmann se refería a que Cartes basó su solicitud en su condición de "miembro del Congreso", y al recordar en su petición que su asunción como senador activo está pendiente de resolución por parte de la Corte Suprema de Justicia.

De no tenerse en cuenta esa circunstancia, Cartes apeló en el escrito a su condición de senador vitalicio, sin voto, un cargo que contempla la Constitución para los expresidentes cuando estos terminan su mandato.

Cartes, también del Partido Colorado, fue elegido senador activo en las elecciones del pasado abril, por lo que a finales de mayo presentó su renuncia a la Presidencia para no recaer en la duplicidad de funciones y poder jurar en junio junto al resto de legisladores.

La renuncia, que debía de ser aceptada por el Senado, no prosperó ante la falta de quórum en la votación, con la ausencia de varios senadores, por lo que Cartes no llegó a jura como senador.

Sin embargo, el expresidente tampoco ha hecho uso de su condición de senador vitalicio.

Su escaño fue ocupado por Friedmann afín al movimiento interno Colorado Añetete, del presidente Mario Abdo Benítez, enfrentado a Honor Colorado, de Cartes.

La comisión de investigación proseguirá el lunes con la convocatoria del expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP) Carlos Fernández Valdovinos y del presidente del Banco BASA, Eduardo Campos, entre otros.

En esa misma fecha el senador Friedmann presentará ante sus colegas de la comisión un pedido formal para que se reenvíe al Ministerio Público parte del informe final sobre Messer presentado por la Seprelad a la Fiscalía en abril, al entender que existe "una adulteración de documentos público".

La Fiscalía paraguaya sostiene que el cambista, su hijo y un primo de Cartes habrían realizado operaciones irregulares en el país por un monto de 40 millones de dólares y a través de tres empresas de las que eran accionistas.

Messer se encuentra prófugo y es buscado en Brasil por operaciones millonarias de lavado de dinero que habrían movido 1.600 millones de dólares en 52 países. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes