Compaoré, presidente desde 1987 en Burkina Faso, afronta una nueva crisis

El presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, afronta una nueva crisis política al ser anulada la votación de la enmienda constitucional que le permitiría continuar en el cargo, que ocupa desde 1987.

Hace tres años, a lo largo del primer semestre de 2011 se registraron numerosas protestas estudiantiles y varios levantamientos militares en este país del África subsahariana.

Desde su independencia en 1960 hasta la llegada de Campaoré a la presidencia en 1987, la historia de Burkina Faso, antes conocido como Alto Volta, se ha caracterizado por una sucesión de golpes de estado.

Después de la primera presidencia de Maurice Yameogo (1960-1966), se sucedieron numerosos gobiernos militares encabezados por Sangoulé Lamizana (1966-1980), Saye Zerbo (1980-1982) y Jean Baptiste Ouedraogo (1982-1983).

En mayo de 1983 se produjo un golpe de estado liderado por el capitán Thomas Sankara, que estableció un Consejo Nacional Revolucionario y nombró a Blaise Compaoré ministro de Estado de la Presidencia.

En agosto de 1984 se rebautizó al país con el nombre de Burkina Faso (tierra de los hombres incorruptibles) y se introdujeron medidas de austeridad económica que provocaron tensiones entre algunos sectores de la población.

En octubre de 1987 un golpe de Estado destituyó a Sankara, que fue ejecutado, y Blaise Compaoré se hizo con el poder.

El 2 de junio de 1991 se aprobó por referéndum un nueva Constitución, que establecía la división de poderes entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El 11 de junio se inició la Cuarta República.

Compaoré se retiró del Ejército, donde tenía el grado de capitán, a fin de afianzar su carrera política y en diciembre de ese mismo año fue elegido presidente en unos comicios en los que fue candidato único, con una abstención del 74 por ciento.

En febrero de 1992 Compaoré formó un Gobierno de unión nacional, al que incorporó a Herman Yameogo, uno de los dirigentes más destacados de la oposición.

Ese mismo año, en los comicios de mayo el gubernamental partido Organización para la Democracia Popular/Movimiento del Trabajo (ODP/MT) consiguió 78 de los 107 escaños de la Asamblea, pese a las denuncias de fraude por parte de la oposición.

En febrero de 1996 Kadre Desiré Uédraogo fue nombrado primer ministro, tras la dimisión de Marc Christian Roch Kaboré, jefe de gobierno desde 1994.

Al mismo tiempo, la ODP/MT y otros grupos favorables a Compaoré se fusionaron y formaron el Congreso para la Democracia y el Progreso (CDP).

En las legislativas de 1997, el CDP logró 101 de los 111 escaños en la Asamblea Nacional.

Compaoré fue reelegido presidente en 1998, 2005 y 2010, aunque en estos últimos comicios la oposición denunció los resultados de fraude electoral y pidió un cambio en el sistema de votación.

En 2011 se incrementaron las protestas estudiantiles y ciudadanas, la principal causa de las protestas del primer semestre fueron el elevado coste de vida y la corrupción del Gobierno de Burkina Faso.

Además, los numerosos levantamientos militares llevaron a Campaoré a abandonar el palacio presidencial a mediados de abril, tras el amotinamiento de su guardia personal.

Grupos de soldados llevaron a cabo diversos motines durante los que murieron unas 15 personas y negocios y viviendas fueron saqueadas, el más violento de los cuales se produjo en la localidad de Bobo-Dioulasso en el oeste del país.

La situación llevó al presidente a la destitución de su gobierno y a la suspensión de varios mandos militares.

A continuación, Campaoré asumió junto a la Presidencia la cartera de Defensa en el nuevo gabinete.

En diciembre de 2012, se celebraron elecciones parlamentarias con la victoria del gobernante Congreso para la Democracia y el Progreso (CDP).

Durante meses el parlamento ha elaborado un proyecto de reforma de la Constitución, fuertemente rechazado por la población, puesto que de ser aprobado permitiría al actual presidente del país, Blaise Compaoré, mantenerse en el poder otra legislatura.

El pasado 8 de octubre, miles de ciudadanos se manifestaron en Uagadugú, la capital del país bajo el lema "Veintisiete años es suficiente" (el tiempo que lleva Compaoré en el poder). EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7