Condenan normas migratorias panameñas contra nicaragüenses

Managua (EFE). El vicepresidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), el diputado sandinista Jacinto Suárez, condenó las medidas migratorias aplicadas por el Gobierno de Panamá contra migrantes nicaragüenses que son rechazados "en su intento por ingresar de forma legal a ese país".

En un comunicado del Parlacen divulgado por internet, Suárez señala que las autoridades migratorias panameñas están exigiendo a los nicaragüenses que intentan entrar legalmente a ese país por la vía terrestre, que presenten boletos de avión "lo cual es una acción contradictoria".

Según Suárez, quienes viajan por tierra ya sea en excursiones, transbordado o bien por las empresas de transporte establecidas, son personas que carecen de la capacidad económica para hacerlo en avión, "por lo tanto exigirles un pasaje aéreo es paradójico".Otra de las medidas que aplica el Gobierno panameño, según la nota de prensa, es que cuando falta una persona del listado inicial, el resto de viajeros son impedidos de ingresar a Panamá y los obligan a regresar al país de origen, "lo que representa una violación a su derecho".El parlamentario nicaragüense considera que la prohibición a sus compatriotas, "podría tener como causa un posible acuerdo con las autoridades colombianas, que les garantiza absorber la mano de obra" que requiere Panamá.

"Las restricciones contra los nicaragüenses son ridículas por cuanto afecta a los comerciantes que llegan a realizar compras, afectando su misma actividad comercial", insistió el vicepresidente del Parlacen.

Suárez explicó que no se trata de una "ola migratoria fuerte" hacia Panamá sino que de mujeres que viajan a realizar labores domésticas y hombres que efectúan labores sencillas, sin mucha calificación.

Aseguró que otros hombres en menor proporción tratan de enrolarse en los trabajos de ampliación del canal, por lo que juzga "inadmisible la implementación de las medidas migratorias" panameñas.

El parlamentario indicó que se hacen coordinaciones con los diputados panameños ante el Parlacen para documentar las restricciones contra los nicaragüenses y posteriormente presentar un reclamo al presidente Roberto Martinelli.

Panamá no pertenece oficialmente al Parlacen desde noviembre pasado, pese a que Suárez demandó a ese país ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) para intentar que no se retirara del foro regional, pero los panameños no reconocen jurisdicción a ese tribunal, que se pronunció en contra de su retiro.

No obstante los diputados panameños que asisten al Parlacen, que son de oposición, lo hacen al amparo del pronunciamiento de la CCJ.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes