Congreso EEUU sabía del canje de prisioneros

El Congreso de Estados Unidos sabía que el gobierno contemplaba intercambiar varios detenidos en Guantánamo por el único soldado estadounidense que seguía preso por la guerra en Afganistán, dijo el domingo la asesora de seguridad nacional del presidente Barack Obama.

Durante el programa "This Week" de ABC, Susan Rice declaró que hubo amplias consultas con legisladores en el Congreso y que ellos sabían que la idea del intercambio de prisioneros estaba sobre la mesa.

El sargento Bowe Bergdahl fue liberado el sábado después de que Obama aceptara liberar a cinco afganos de la prisión militar estadounidense en Cuba. Se cree que Bergdahl fue capturado el 30 de junio de 2009 por la red Haqqani.

La red opera en la región fronteriza afgano-paquistaní y ha sido una de las amenazas más mortíferas para los soldados estadounidenses durante la guerra. El grupo, que el Departamento de Estado designó organización terrorista en 2012, profesa lealtad al Talibán afgano, aunque opera con cierto grado de autonomía.

Bergdahl fue entregado por el Talibán a las fuerzas especiales estadounidenses en una zona del este de Afganistán cerca de la frontera con Pakistán. Las autoridades dijeron que durante el canje no hubo violencia y que el cautivo de 28 años está en buenas condiciones de salud.

La operación fue fruto de negociaciones indirectas entre Estados Unidos y el Talibán con la intermediación del gobierno de Catar. Esa nación pasa a tomar custodia de los cinco detenidos afganos que estaban en Guantánamo.

Algunos legisladores republicanos dijeron que Obama violó la ley cuando aprobó el intercambio sin notificar al Congreso 30 días por adelantado.

Un funcionario de defensa dijo que, tentativamente, Bergdahl será llevado al Centro Médico Militar en San Antonio, Texas, donde se reunirá con su familia.

Los padres de Bergdahl, Bob y Jani, estaban en Washington en una visita planeada previamente cuando recibieron una llamada de Obama el sábado en la que éste les informó que su hijo había quedado en libertad.

Cuando estaba junto al presidente en la Casa Blanca horas después de enterarse de la libertad de su hijo, Bob Bergdahl, que se dejó crecer la barba para honrarlo, dijo que Bowe Bergdahl estaba teniendo dificultades para hablar inglés después del cautiverio.

Bergdahl padre había aprendido pashtún, el idioma de los captores de su hijo, y le envió un mensaje en ese lenguaje.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7