Congreso EU completa reforma de salud

WASHINGTON ( AP). Los demócratas en el Congreso dieron el jueves los últimos toques a una histórica legislación que consagró la atención médica como un derecho de todos los ciudadanos estadounidenses.

Los republicanos prometieron una campaña para revocar esa reforma en las elecciones legislativas de noviembre, una advertencia que recibió pronta respuesta del presidente Barack Obama.

" Estoy dispuesto a dar esa lucha", dijo el mandatario, quien habló en Iowa, mientras el Senado votaba por 56-43 a favor de una legislación que realiza varios cambios, incluidas mayores prestaciones para los ancianos, las familias de bajos ingresos y la clase media, a la iniciativa que promulgó con su firma el martes en la Casa Blanca.

La Cámara de Representantes añadió su aprobación unas horas después, por 220-207, allanando el camino para que Obama firme la segunda de dos iniciativas que marcan la culminación de lo que el presidente describió como " un año de debate y un siglo de intentos" por garantizar la cobertura de los servicios de salud prácticamente para todas las personas, en una nación donde decenas de millones de habitantes carecen de ésta.

Se espera que Obama promulgue la legislación a comienzos de la próxima semana.

Juntas, las dos iniciativas buscan también erradicar los abusos de la industria de las aseguradoras y reducir los déficit federales por unos 143,000 millones de dólares en una década. La mayoría de los estadounidenses tendría la obligación de comprar un seguro por primera vez, y enfrentaría sanciones si se niega.

La segunda de las dos propuestas dio a Obama otra victoria: Despojar a los bancos y otros prestamistas privados de la capacidad de ser el origen de los préstamos estudiantiles, prefiriendo un sistema de créditos directos del gobierno.

Después de una batalla encarnizada de un mes en el Congreso, esa lucha pareció entrar en una nueva etapa, en que el debate público estuvo manchado por la violencia, y en que los políticos se acusaron mutuamente de aprovechar el tema de salud en su propio beneficio.

Además de su impacto en casi todos los estadounidenses y en alrededor de una sexta parte de la economía nacional, los hechos de esta semana marcaron el mayor triunfo político de Obama desde hace más de un año, cuando asumió el cargo. Un acuerdo pendiente sobre control de armas con Rusia, anunciado el miércoles, se sumó al currículum presidencial, y funcionarios de la Casa Blanca confiaron en que el impulso se traduzca en más éxitos políticos, de cara a los comicios intermedios.

Más de 10 legisladores en la Cámara de Representantes dijeron que han recibido amenazas o ataques a sus propiedades, como consecuencia del debate sobre la reforma. En su mayoría, las víctimas fueron demócratas que votaron en favor de la legislación.

Hubo reportes de ventanas rotas por ladrillos, un ducto de gas cortado y numerosas llamadas telefónicas y faxes con mensajes obscenos y amenazantes. Se reforzó la protección policial a un número no revelado de legisladores.

La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría republicana, John Boehner, condenaron las amenazas y actos violentos. Pero los demócratas y los republicanos han respondido lentamente hacia estos hechos, generando una respuesta de indignación.

" Al intensificar la retórica, algunos sólo inflaman estas situaciones y las llevan a niveles peligrosos", consideró el republicano Whip Eric Cantor. " Es suficiente, esto tiene que parar".

Un asesor del representante Chris Van Hollen, jefe de la campaña de los demócratas para el 2010, dijo: " Esto sale directamente del instructivo político de los republicanos, para desviar las responsabilidades políticas y distraer la atención sobre un asunto serio".

" Revocar y reemplazar", fue la consigna de los republicanos, mientras se alejaban de los intentos previos para aniquilar la legislación de salud en votación. Algunos funcionarios dijeron que el lema buscaba atraer a los activistas en la calle, quienes realizaron una protesta durante el fin de semana en el Capitolio _que incluyó insultos a algunos legisladores_.

El objetivo era también atraer a los votantes independientes, ansiosos por cambios en el sistema de salud pero temerosos de que los demócratas hayan ido demasiado lejos.

" Los republicanos pelearon de parte del pueblo estadounidense esta semana y continuarán luchando sin desmantelar el sistema de atención a la salud que tenemos y sin sepultar el Sueño Estadounidense debajo de una montaña de deuda", advirtió el líder de los opositores en el senado, Mitch McConnell.

La revocación parecía por ahora cuando mucho un proyecto lejano, dado que los republicanos son ahora claramente la minoría en las dos cámaras y necesitarían una mayoría de dos tercios para sobreponerse a cierto veto de Obama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes