Congreso de Ecuador elige reemplazo de vicepresidente preso por Odebrecht

El Congreso de Ecuador designó este sábado como nueva vicepresidenta a María Alejandra Vicuña en reemplazo de Jorge Glas, quien perdió el cargo al estar en prisión por recibir sobornos de Odebrecht y por lo que está condenado a seis años de cárcel.

Vicuña, que había sido nombrada vicepresidenta encargada por el mandatario Lenín Moreno, fue elegida por 70 votos a favor de los 106 diputados presentes en el Congreso (con 137 miembros) y será posesionada este mismo sábado.

Diecisiete legisladores sufragaron en contra y otros 19 se abstuvieron.

"La Asamblea Nacional lo ha decidido. Felicitaciones a la vicepresidenta María Alejandra Vicuña. ¡Continuaremos trabajando por la equidad y la inclusión!", dijo Moreno a través de su cuenta en Twitter tras la designación parlamentaria.

Vicuña encabezaba la terna presentada por Moreno el jueves ante el Legislativo, que incluía a la canciller María Fernanda Espinosa y a la ministra de Justicia, Rosana Alvarado.

Un día antes, Glas -elegido en elecciones populares en binomio con Moreno en abril último- dejó de ser vicepresidente ante la "falta definitiva" (por más de tres meses) en el cargo.

Glas, quien ocupaba la vicepresidencia desde 2013, perdió el puesto al permanecer en prisión desde el 2 de octubre pasado por una investigación que estableció que recibió, a través de un tío, 13,5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Desde que entró a la cárcel, Moreno designó vicepresidenta encargada a Vicuña, quien se desempeñaba como ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda.

El exfuncionario fue sentenciado en primera instancia en diciembre a seis años de cárcel y espera la notificación por escrito del fallo para apelar, según anticipó su abogado Eduardo Franco.

Glas, de 48 años y que también ocupó la dirección de sectores estratégicos en la administración del expresidente Rafael Correa (2007-2017), se convirtió en el funcionario en activo de mayor rango condenado en América Latina por el megaescándalo de corrupción de la constructora brasileña.

El Parlamento también tramita un juicio político contra Glas pedido por la oposición y apoyado por diputados simpatizantes de Moreno, en medio de una pugna de poder entre el mandatario y Correa, su expartidario convertido en principal rival político, que mantiene en crisis al oficialismo.

Glas es aliado de Correa, quien acusa a Moreno se traicionar los postulados de su programa socialista de gobierno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes