Congreso guatemalteco niega el genocidio

Los diputados del Congreso guatemalteco hicieron un exhorto por medio del cual negaron el genocidio de miles de indígenas guatemaltecos y llamaron a una "reconciliación nacional" a través de la aprobación de un voto resolutivo.

"La legislación imperante da cuenta que por los elementos que conforman los tipos penales señalados (en el juicio por genocidio contra el ex dictador Efraín Ríos Montt) resulta jurídicamente inviable que se diera en Guatemala, principalmente en cuanto a la existencia en nuestro suelo patrio un genocidio durante el enfrentamiento armado interno", dice la resolución.

El voto fue apoyado por 87 diputado oficialistas y de oposición y propuesto por el diputado Luis Fernando Pérez, del Partido Republicano Institucional, PRI, antes Frente Republicano Guatemalteco, fundado por el ex dictador Ríos Montt, acusado y procesado por genocidio.

Pedro Gálvez, diputado del PRI, uno de los signatarios del voto dijo que estuvo a favor del exhorto pues lo que pretenden es "una armonización de los tres poderes del estado" para que cumplan con lo que dice la Constitución.

"Tenemos un organismo judicial que no puede dejarse presionar por grupos o comunidades internacionales para llevar a cabo sus fallos, somos soberanos. ¿Por qué vamos a dejarnos por alguien más?, menos que haya gente que quiera venir a resolver temas internos del país. Sí hay un punto principal dentro del punto a exhortar a que sigamos buscando y proponiendo cuál es todo el andamiaje regulatorio y cuáles son las leyes que tenemos que hacer para que podamos armonizar y cumplir con ese pacto nacional y que nos hizo falta plasmarlo en leyes", dijo Gálvez a The Associated Press.

El diputado de 33 años dijo que no vivió el conflicto armado y que por eso es ajeno lo ocurrido entonces. "Yo no viví, y quizá somos ajenos a eso, no podemos entrar a juzgar el pasado, no lo vivimos y no lo sufrimos en lo personal" dijo Gálvez, al referirse que es importante "seguir adelante y salir del pasado".

Leonel Lira, diputado de oposición que votó contra la resolución dijo que el exhorto niega el genocidio y una posible justicia para las víctimas del conflicto armado.

"Lo que hacen este tipo de resoluciones es crear más división en la sociedad y la población guatemalteca, esto no demuestra que busquen una reconciliación sino que hay una cuestión ideológica a imponer" dijo Lira.

Ríos Montt fue juzgado y condenado a 80 años de prisión el 10 de mayo de 2013 por los delitos de genocidio y contra los deberes de humanidad por la muerte de 1.771 indígenas ixiles. La condena fue anulada por la Corte de Constitucionalidad 10 días después, que ordenó reiniciar el juicio por faltas al debido proceso.

Guatemala vivió una guerra de 36 años entre 1960 y 1996 entre el Ejército y la guerrilla marxista que dejó, según Naciones Unidas, 250 mil muertos y desaparecidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes