Congreso hondureño aprueba amnistía para Zelaya

TEGUCIGALPA ( AP). El congreso hondureño aprobó un decreto de amnistía para el derrocado presidente Manuel Zelaya y las demás personas involucradas en los acontecimientos que ocurrieron antes, durante y después del golpe de estado del 28 de junio.

La votación en la que se abstuvieron los 45 diputados del partido Liberal, ocurrió la noche del martes y la aprobación posible gracias a los 71 votos de la bancada del partido Nacional, al que pertenece el presidente electo Porfirio Lobo, quien había ofrecido apoyar la amnistía.

El legislativo hondureño tiene 128 escaños y era necesario el voto de 65 legisladores para aprobar esta amnistía para delitos políticos y comunes conexos.

Con este decreto, el sobreseimiento para los militares que dieron el golpe de estado y el salvoconducto para que Zelaya deje el país, cuya emisión está prevista para el miércoles, se allana el camino para que el ex mandatario parta al exilio y Lobo comience su mandato sin Zelaya refugiado en la embajada de Brasil, donde permanece desde hace cuatro meses.

Por otro lado, el presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, confía en que una vez asuma el cargo, los estados que aún no reconocen a su país normalizarán las relaciones diplomáticas rotas tras el golpe de estado del 28 de junio de 2009.

" Con Estados Unidos, a partir de mañana todo se normaliza... oficialmente me lo van a comunicar una vez sea presidente", dijo el martes en rueda de prensa.

No hubo una respuesta de inmediato de parte de la embajada estadounidense en Tegucigalpa.

Lobo dijo que lo mismo pasará con los organismos financieros internacionales, de los que Honduras dependerá para hacer frente a la crisis financiera que afrontará luego de seis meses de aislamiento internacional y una errática gestión de las finanzas públicas por parte de gobiernos anteriores.

" Hasta cartas tengo de parte del Banco Mundial y todo", dijo.

Los presidentes de Taiwán, República Dominicana y Panamá han confirmado su participación en la toma de posesión del miércoles, mientras que otros países estarán representados por los diplomáticos acreditados.

En cuanto al resto de mandatarios que declinaron asistir, dijo, " no puedo obligarlos a que lo hagan, voy a seguir insistiendo a que nos pongamos en paz", aseguró.

Informó que otros lo harán después de que asuma la presidencia, como los mandatarios Alvaro Uribe de Colombia y Alvaro Colom de Guatemala.

En la jornada, el presidente salvadoreño Mauricio Funes informó que no participará en la toma de posesión, porque el acto será " comandado" por el mandatario de facto Roberto Micheletti.

" El señor Micheletti no dejó el poder, se ha retirado momentáneamente... no puedo participar en un acto que está siendo comandado por un presidente que resulta de un golpe militar", dijo Funes el martes en una rueda de prensa.

Sin embargo, aclaró que tras la asunción de Lobo como presidente hondureño, su gobierno restablecerá las relaciones diplomáticas con el vecino país, que se quedaron congeladas tras el golpe militar del 28 de junio contra el mandatario Manuel Zelaya.

" Una vez se dé la asunción y el presidente Lobo se convierta en el presidente legítimo de los hondureños y hondureñas, iniciaremos a la brevedad posible el proceso de normalización de relaciones", señaló el mandatario salvadoreño.

Funes designó al vicecanciller Carlos Castaneda como su representante en el acto.

La Corte Suprema declaró inocentes el martes a los seis generales de las fuerzas armadas que expulsaron a Costa Rica a Zelaya.

La declaración de inocencia llegó horas antes que el congreso comenzara a discutir un proyecto de ley para amnistiar a todos los que participaron en el golpe de estado.

Zelaya dijo el martes a Radio Globo desde la embajada brasileña que no es conveniente que sus seguidores se acerquen el miércoles a la sede diplomática. " Sería interferir el proceso de mi salida y me complica las cosas", expresó.

El mandatario electo firmó un compromiso con el presidente dominicano Leonel Fernández para garantizar la salida de Zelaya hacia la nación caribeña el miércoles.

Lobo anunció que una vez le impongan la banda presidencial el miércoles acudirá a la sede diplomática acompañado por los presidentes de República Dominicana y Guatemala para acompañar la salida de Zelaya.

" Se imaginan iniciar un gobierno con un presidente encerrado, en una embajada... no es justo para un presidente", añadió.

En Brasil, el portavoz presidencial Marcelo Baumbach aclaró que el país no pretende obligar a Zelaya a abandonar la sede diplomática el día en que se vence su mandato.

" La presencia del presidente Zelaya no es un problema, el problema para Brasil es el alejamiento del presidente Zelaya del gobierno", señaló.

Desde que resultó electo en los comicios de noviembre, Lobo ha intentado restablecer relaciones diplomáticas con los países que desconocieron al gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti.

Estados Unidos envió al secretario adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental, Craig Kelly, y el subsecretario para América Latina, Arturo Valenzuela, quien se reunirá con Lobo y Zelaya.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes