Congreso hondureño evalúa propuesta Arias

TEGUCIGALPA ( AFP). El Congreso hondureño debatirá hoy jueves un informe sobre la propuesta del mediador Oscar Arias para superar la crisis, en tanto el gobierno de facto de Roberto Micheletti busca frenar la presión internacional sugiriendo el envío de una misión para un diálogo de conciliación.

Por su parte, el depuesto Manuel Zelaya anunció que creará un " ejército popular y pacífico" para presionar por su retorno.

El Congreso hondureño planea debatir este jueves un informe de una comisión legislativa sobre la propuesta del mediador de la crisis, presidente costarricense Oscar Arias, aunque el Tribunal Supremo Electoral ya descartó el punto de adelantar los comicios.

Mientras arrecian las condenas al golpe, Micheletti buscó frenar las presiones externas y propuso el miércoles al presidente costarricense Oscar Arias que envíe a Tegucigalpa una comisión para emprender un diálogo interno de conciliación.

" Este diálogo, esta comunicación efectiva, debe incluir a todas las partes de la sociedad civil: iglesias, gremios, grupos estudiantiles, asociaciones de empresarios, medios de comunicación, sindicatos, universidades", anotó un comunicado divulgado por la Casa Presidencial.

Estos llamados al diálogo de Micheletti, que no ha aceptado la propuesta que Arias entregó hace ocho días aunque la ha elogiado profusamente, buscan " ganar tiempo" para que llegue la fecha de las elecciones y asuma un nuevo gobierno en enero, dijo un diplomático extranjero en Tegucigalpa a la AFP.

Micheletti podría recibir un duro golpe este jueves si el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), con sede en Tegucigalpa, acepta la petición de la delegada hondureña Sonia Dubón -nombrada por Zelaya- de que suspenda los desembolsos a Honduras.

" Se presentó una solicitud para la suspensión de los desembolsos hoy (miércoles) pero se amplió la sesión para mañana (jueves), cuando se tomará una decisión", dijo la portavoz del organismo, Ivonne Jiménez, a la AFP.

Funcionarios de Micheletti fustigaron a Dubón y amenazaron con retirar los depósitos hondureños del BCIE, aunque no está claro que puedan hacerlo, pues se trata de un organismo conformado por los países del istmo, que no reconocen al régimen de facto hondureño.

Mientras, Zelaya anunció que este jueves comenzará a organizar en la frontera nicaragüense un " ejército popular y pacífico" con hondureños leales, para tratar de regresar a Honduras a revertir el golpe de Estado que lo sacó del poder el 28 de junio.

" Mañana (jueves) empezamos la etapa de capacitación, formación, entrenamiento y vigilancia de este ejército popular y pacífico que necesita Honduras para defender sus derechos", afirmó Zelaya, durante un mitin con 300 partidarios en la ciudad de Ocotal, cerca de la frontera.

Por su parte, los gobernantes del grupo de Tuxtla, formado por los centroamericanos, México y Colombia, condenaron " enérgicamente" el derrocamiento de Zelaya y dieron total apoyo total al plan de Arias, durante su cita en Costa Rica.

" El Acuerdo de San José sigue vivo (...). Estamos a tiempo todavía", subrayó Arias, en su discurso central del cónclave, celebrado en un complejo turístico de Guanacaste, 270 km al norte de San José.

El plan de Arias establece la restitución de Zelaya, su renuncia a reformar la Constitución, un gobierno de unidad nacional y el adelanto en un mes de las elecciones del 29 de noviembre entre otros puntos.

La comunidad internacional ha advertido que no reconocerá los comicios si son realizados bajo el gobierno de facto, mientras empresarios hondureños estimaron en 105 millones de dólares las pérdidas por un mes de huelgas y bloqueos de caminos (por parte de militares y de zelayistas).

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes