Congreso hondureño ratifica destitución de Zelaya

TEGUCIGALPA ( AP). El Congreso hondureño ratificó el miércoles el decreto del 28 de junio que ordena la destitución del presidente Manuel Zelaya, sacudiéndose la presión internacional tras un golpe de Estado que ha dejado aislado al país.

" A favor de la moción 111, en contra de la moción, 14. No votaron por no estar presentes, tres", dijo el secretario al final de una sesión que duró casi 10 horas.

En un comunicado, Zelaya dijo que los diputados " ratificaron su delito, son cómplices confesos... hoy el pueblo ha comprobado quienes son los verdaderos opositores al desarrollo de Honduras y los verdaderos enemigos de la democracia".

Aunque el acuerdo Tegucigalpa-San José, auspiciado por Estados Unidos y la Organización de los Estados Americanos, estipulaba que el Congreso debía votar sobre la restitución del depuesto mandatario, el jefe de bancada del Partido Nacional, Rodolfo Irías, presentó una moción para que los diputados votaran sobre si ratificaban el decreto de destitución aprobado en junio.

Ese decreto, el 141-2009, consignó que " el accionar irregular del señor José Manuel Zelaya, es suficiente motivo para que este congreso proceda a reprochar su conducta". Además, le acusa de " reiteradas violaciones a la constitución y las leyes y la inobservancia de las resoluciones y sentencias de los órganos jurisdiccionales". No especifica cuáles.

" Se muestra que hay una voluntad de continuar con el golpe de Estado... desconocieron el acuerdo Tegucigalpa-San José", dijo a la AP la diputada Gladys del Cid, del Partido Liberal.

Zelaya y el presidente de facto Roberto Micheletti firmaron el acuerdo de Tegucigalpa-San José para poner fin a la crisis política generada por el derrocamiento del mandatario. En el quinto punto el acuerdo dejó en manos del Congreso la restitución del presidente.

Micheletti dijo a canal 10 que " es ridículo el plantear que Zelaya regrese, porque ¿en qué quedará todo lo que hemos hecho desde el 28 de junio?"

Además aseguró que " Zelaya ya es historia, porque el pueblo le respondió todas las preguntas que él había exigido".

El Partido Nacional ganó las elecciones del domingo pasado y está previsto que su candidato, Porfirio Lobo tome posesión del cargo el 27 de enero.

" Tomando en cuenta las expresiones de Manuel Zelaya, su rechazo total al acuerdo de San José y a las elecciones más limpias y concurridas de la historia hondureña, además de que ha declarado que no está dispuesto a regresar al cargo, pedimos que se ratifique lo actuado el 28 de junio", dijo Irías, el diputado que presentó la moción.

Los cuatro organismos del Estado consultados por el Legislativo sobre la viabilidad de devolver al poder al presidente depuesto opinaron que ello no es posible.

La fiscalía asegura que no es posible retrotraer el orden jurídico a su estado anterior al golpe, mientras que la Corte Suprema de Justicia aseguró que Zelaya debería responder antes a las acusaciones judiciales que pesan en su contra.

Los líderes de facto han demostrado una sorprendente resistencia a la presión diplomática internacional desde el golpe de Estado, rechazando las demandas casi universales para que Zelaya fuera restituido a su puesto antes de los comicios.

Incluso, después de la elección, los presidentes de Iberoamérica reunidos en Estoril, Portugal, pidieron la reinstalación de Zelaya como condición para restablecer el orden constitucional en esta nación centroamericana.

Zelaya, desde la embajada de Brasil donde está recluido desde el 21 de septiembre cuando volvió al país de forma subrepticia, ha dicho que no volvería a la presidencia por dos meses, aún si se lo pidieran.

El régimen de facto justificó la separación de Zelaya del cargo con base en que habría violado la Constitución al intentar consultar a la población sobre si era necesario hacer una Asamblea Constituyente para posiblemente aprobar la reelección presidencial.

Frente al Congreso, unos 300 miembros del Frente de Resistencia Contra el Golpe de Estado protestaban frente a un numeroso cordón policial que bloqueó las calles de acceso a la sede parlamentaria.

Los diputados votaron luego que les proyectaron un video con el que el gobierno de facto y el Congreso reseñan los acontecimientos que precedieron al golpe.

El corto, que según la oficina de prensa del Congreso ha sido mostrado a todos los que querían conocer la versión del gobierno de facto sobre el derrocamiento, inicia con la pregunta: " ¿Qué hace un estado de derecho cuando el presidente desconoce los poderes del estado?".

En el video, el Congreso explica que Zelaya violó la ley al intentar hacer una consulta popular para determinar si los hondureños votarían para instalar una asamblea nacional constituyente en las elecciones de noviembre.

Al terminar la proyección, los diputados aplaudieron y gritaron a coro: " ¡Viva Honduras!".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes