Congreso vota por relajar restricciones de viaje a Cuba

WASHINGTON (AP). Los ciudadanos estadounidenses que tienen familia en Cuba podrán visitar la isla con más frecuencia y quedarse allá el tiempo que deseen, bajo los términos de una legislación aprobada por el Congreso el martes por la noche.

Los cambios en las reglas de los viajes de las familias a Cuba, incluidos en la colosal iniciativa de gasto, fueron aprobados en medio del debate sobre si Estados Unidos debe levantar el embargo comercial impuesto a la isla.

Bajo los términos de la iniciativa que firmaría el presidente Barack Obama, los cubano-estadounidenses podrían viajar a Cuba una vez al año para visitar a sus familiares, y podrían quedarse en la isla por tiempo ilimitado. Las reglas existentes limitan las visitas familiares a una cada tres años, y cada estancia no puede ser mayor a 14 días.

La medida relajaría también las reglas de financiación para las exportaciones de alimentos y medicamentos a Cuba. Ese cambio ha provocado protestas de algunos legisladores, quienes han considerado que representa una recompensa para el régimen comunista.

En una serie de cartas divulgadas el martes, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, aseguró a los legisladores que la iniciativa no cambiaría sustancialmente las reglas sobre ventas de productos agrícolas.

El embargo estadounidense sobre otras exportaciones a Cuba sigue vigente, así como las restricciones a la mayoría de los viajes.

Geithner escribió a los senadores Robert Menéndez, de Nueva Jersey y Bill Nelson, de la Florida, dos estados con importantes representaciones del exilio cubano, que el proyecto de ley no cambia las normas que requieren el pago en metálico y por adelantado de las importaciones de alimentos y medicinas estadounidenses.

Aseguró además que la otra previsión sobre los viajes de negocios para promover esas ventas no crearía salvedades que faciliten los desplazamientos turísticos del público general a la isla.

"No habrá ... virtualmente cambios en la política actual en lo referente a las ventas de productos agrícolas y en lo referente a los viajes de negocios a Cuba de aquellos que intentan promover sus ventas", dijo el senador republicano Mel Martínez, de la Florida, que había trabajado con sus dos colegas demócratas en este tema.

Menéndez dijo que no respaldaría el pase al pleno del proyecto de ley tras haber negado su voto cuando al líder de la mayoría Harry Reid le faltó el apoyo de un legislador para obtener los 60 sufragios necesarios que permitieran la votación de la medida.

Pero el levantamiento de las normas de viaje de los estadounidenses de origen cubano fue menos polémico y no tuvo que ser tratado en las negociaciones con la Tesorería.

El presidente George W. Bush impuso la norma en el 2004, estableciendo las restricciones y sólo para los familiares más inmediatos.

Obama prometió el año pasado durante la campaña electoral permitir a los cubano-estadounidenses visitar a sus familiares en la isla con mayor frecuencia.

"De haber una nueva estrategia con Cuba debe proceder de nuestro comandante en jefe, no de los retoques de unos pocos legisladores que introduzcan enmiendas en un vital proyecto de ley de gastos sin oportunidad alguna de debatirlas", dijo Nelson, que acordó votar a favor de la ley.

Menéndez es de ascendencia cubana.

Geithner escribió que la Casa Blanca "revisa en la actualidad la política de Estados Unidos hacia Cuba para determinar la mejor forma de fomentar el cambio democrático en Cuba y mejorar la vida del pueblo cubano".

Los temores sobre el respeto de los derechos humanos y las libertades políticas en Cuba, así como el respaldo del gobierno comunista a los movimientos guerrilleros izquierdistas fueron las principales razones mencionadas por los presidentes estadounidenses desde John F. Kennedy para intentar aislar al gobierno de esa nación caribeña.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes