Conservadores retienen poder en Canadá, aunque sin mayoría

OTTAWA (AP). El primer ministro Stephen Harper condujo al triunfo a su Partido Conservador en los comicios del martes, aunque podría carecer de la mayoría que buscaba en el Parlamento.

La agencia electoral reportó en su página en internet que según resultados preliminares los conservadores consiguieron al menos 142 de los 308 escaños del Parlamento, una mejoría en comparación con los 127 que ganó el partido en su triunfo electoral del 2006.

Pero, con base en resultados obtenidos directamente de funcionarios electorales, la Canadian Broadcasting Corp. pronosticó que el Partido Conservador no obtendría los 155 escaños necesarios para gobernar solo, lo que lo obligaría a depender nuevamente del apoyo de la oposición para aprobar presupuestos y leyes.

"Los canadienses han votado para llevar a nuestro país hacia adelante y con la confianza en el futuro", dijo Harper la madrugada del miércoles.

Momentos antes, el líder del opositor Partido Liberal, había admitido la derrota.

"He hablado con el primer ministro Harper para presentarle mis felicitaciones y mi cooperación plena en estos momentos económicos difíciles", dijo Dion. Agregó que los canadienses le habían pedido que sea su líder opositor oficial, en una posible referencia a que no tiene previsto renunciar.

Harper, el primer líder de una potencia mundial que enfrenta comicios desde que comenzó la crisis financiera global, había llamado a elecciones anticipadas con la esperanza de que su partido afianzara la mayoría. Sin embargo, los conservadores expresaron satisfacción por aumentar su número de escaños.

"Todos los otros gobiernos en funciones en el mundo occidental están en graves problemas políticos con la situación económica", dijo el legislador conservador Jason Kenny. "El nuestro es probablemente el único que podría ser reelegido y dejado con un mandato mayor", señaló.

El partido que logra la mayoría de los escaños generalmente forma al gobierno, y su líder se convierte en primer ministro. Los partidos de oposición se pueden unir para desbancar a Harper, si ganan una mayoría de curules, pero los analistas descartan en principio esa posibilidad pues lo partidos tradicionalmente no forman ese tipo de coaliciones.

Los liberales de oposición han sido tradicionalmente el partido en el poder en los 141 años del gobierno de Canadá. Pero el voto de los centro-izquierdistas se dividió entre cuatro partidos, dando un margen a los conservadores.

Dion tuvo una campaña entorpecida por su plan impopular de cobrar impuestos a todos los combustibles fósiles, excepto la gasolina, y por la percepción de que es débil como dirigente.

Ex profesor de la región francoparlante de Quebec, Dion también resintió otros aspectos porque frecuentemente mutila la gramática inglesa y su acento complica la comprensión.

Según analistas, Harper quería que la elección ocurriera antes de que la economía empeorara y antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre, en las que un demócrata podría llegar a la Casa Blanca y los canadienses podrían votar por un gobierno más liberal.

Al principio de la campaña, las encuestas sugerían que harper incrementaría el bloque conservador en el Parlamento a más de los 155 escaños necesarios para formar un gobierno de mayoría.

Entonces la crisis crediticia mundial empeoró y muchos canadienses se quejaron de que Harper tuvo una reacción lenta. Además, de alguna manera, él mismo se perjudicó cuando durante un debate dijo que los canadienses no estaban preocupados por sus trabajos ni por sus hipotecas.

Días después dijo que las acciones bursátiles estaban baratas. El principal índice bursátil canadiense tuvo entonces su peor semana en casi 70 años.

Harper ha intentado corregir el daño diciendo que sabe que los canadienses están preocupados. El primer ministro ha contrastado la actividad fiscal y económica de su país con la más grave situación de Estados Unidos.

"Los estadounidenses está operando déficit. Nosotros estamos operando superávit. Los estadounidenses están incurriendo en deuda. Nosotros estamos pagando por adelantado", señaló Harper. "Tenemos la tasa de desempleo más baja en 30 años ... tenemos una mejor situación económica que la de Estados Unidos porque, durante dos años y medio, hemos tomado mejores decisiones", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes