Constructores piden a la ACP más comprensión

Madrid. El presidente de la Confederación Nacional española de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, consideró hoy que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) debería ser más comprensiva a la hora de analizar de una manera seria las incidencias surgidas en el proyecto y su alcance.

Tras participar en la asamblea general ordinaria de la asociación española de fabricantes de mezclas asfálticas (Asefma), el presidente de la patronal de la construcción estimó que los problemas surgidos en las obras de ampliación del Canal de Panamá que desarrolla un consorcio liderado por Sacyr no deberían perjudicar al sector.

"No debe afectar negativamente al sector. Los promotores de este tipo de obras son conocedores perfectamente de quién las puede hacer, quién las sabe hacer y de la problemática que suscitan", dijo Lazcano.

El conflicto se centra en un reclamo por más de 1.600 millones de dólares que el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), adjudicatario de la obra e integrado por la española Sacyr y la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, atribuye a "imprevistos" que le han dejado sin liquidez, pero que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no reconoce.

Desde la década de los años 70, el sector español de la construcción e infraestructuras viene haciendo grandes obras fuera de españa y entregando los proyectos con calidad y en plazo convenido, dijo el presidente de CNC.

Lazcano admitió que el sector no ha sabido informar a la opinión pública de lo que significa realizar una obra de esta envergadura y concretamente sobre el caso del Canal de Panamá.

"La opinión publica está convencida de que Sacyr ha hecho una baja desproporcionada en la oferta de forma frívola pero esto no es así y la baja que hizo fue del 8 %, razonable para un concurso internacional", aseguró.

Ante la cuantía de las incidencias, Lazcano afirmó que es necesario que haya un flujo de caja para que no se cree un problema financiero adicional así como que se pueda compaginar la aprobación de las incidencias con la necesaria financiación para poder continuar los trabajos.

"Es imposible que en un proyecto como este se pueda acertar al 100 %, siempre te encuentras sorpresas", sostuvo al subrayar que los áridos previstos en el proyecto no eran los adecuados.

Por ello, insistió en que la propiedad del Canal debe entender que estos contratos suelen ser muy duros ya que muchas veces se trasladan riesgos excesivos al contratista.

Asimismo, se mostró confiado en que las partes logren una solución en el plazo más breve posible por el bien de la obra. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7