Continúa búsqueda de decenas de desaparecidos en naufragio de Filipinas

Bangkok, ( EFE). Los servicios de emergencia prosiguieron este domingo la búsqueda de decenas de desaparecidos en el naufragio de un ferry de pasajeros en Filipinas, aunque cada vez con menos esperanzas de encontrar más supervivientes.

El transbordador "MV Saint Thomas Aquinas" tardó pocos minutos en hundirse tras sufrir una colisión el viernes por la noche con el carguero "MV Sulpicio Express" cerca de un kilómetro de distancia de la localidad de Talisay, en la provincia de Cebú.

Dos días después del accidente, la Guardia Costera de Filipinas elevó a 34 el número de muertos a causa del naufragio del "MV St. Thomas Aquinas", mientras que calculan que hay 85 personas desaparecidas, informó el canal de televisión ABS-CBN.

"Hay la posibilidad de que haya supervivientes entre aquellos que fueran arrastrados por el mar. Estamos realizando una búsqueda aérea para estos casos", dijo Albert del Rosario, director del Consejo Nacional de Gestión y Prevención de Desastres.

"Es difícil especular (la culpa del accidente) porque ambas partes se acusarán mutuamente. Así que tenemos que esperar a los resultados de la investigación. Pero basándonos en la información preliminar, fue el mercante el que chocó con la parte trasera del 'MV St. Aquinas'", señaló Del Rosario a una emisora de radio local.

Según el centro de desastres, fueron rescatadas 629 personas del naufragio, aunque la cifra puede variar ya que hubo pescadores que llevaron supervivientes al puerto sin informar a las autoridades.

Los buzos buscan cadáveres de pasajeros que hayan podido quedar atrapados en el transbordador hundido a unos 36 metros de profundidad, así como frenar el escape de combustible que ya ha alcanzado la costa de Cebú.

En el "Thomas Aquinas", de 40 años de antigüedad y con capacidad para más de 900 plazas, viajaban unas 830 personas, entre las que había más de 700 pasajeros, incluidos mujeres y niños, y 116 miembros de la tripulación.

El carguero, que salía del puerto de Talisay y se dirigía a la provincia de Davao, sufrió daños en el casco, aunque no se hundió y sus 38 tripulantes no resultaron heridos.

Uno de los pasajeros rescatados relató que el "Thomas Aquina" entraba en el puerto de la localidad de Talisay cuando fue embestido por el "MV Sulpicio Express", que navegaba en sentido contrario.

Las autoridades, que investigan las causas del accidente, barajan que los navíos no respetaron la distancia de seguridad, al tiempo que han ordenado de forma temporal la paralización de las flotas de las compañías operarias del ferry, 2GO, y del buque mercante, Philippine Span Asia Carrier (antigua Sulpicio Lines).

Sulpicio Lines cuenta con un historial de graves accidentes marítimos, incluido el naufragio en 1987 del transbordador filipino "Doña Paz", en el que murieron 4.317 personas, el mayor siniestro de la historia de la navegación comercial (en el Titanic murieron 1.517 personas).

La compañía también era propietaria del transbordador "Doña Marilyn", que naufragó en 1988 con 250 muertos; el "Princess of the Orient", hundido ese mismo año (150 fallecidos), y el "MV Princess of the Stars", que dejó 800 personas muertas o desaparecidas tras irse a pique en 2008.

Decenas de personas mueren cada año en accidentes en el mar en Filipinas, la mayoría en naufragios causados por el mal tiempo, el incumplimiento de las normas de seguridad, el defectuoso mantenimiento de los equipos o la sobrecarga de las embarcaciones.

En un archipiélago de más de 7.000 islas azotado por una veintena de tifones todos los años, millones de filipinos viajan en barco porque no pueden costearse el billete de avión.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada