Corea del Norte construyó planta nuclear, dice científico de EEUU

SEUL (AP). En secreto y a una velocidad notable, Corea del Norte construyó una instalación moderna para el enriquecimiento de uranio, según un científico nuclear estadounidense, cuya versión suscitó temores de que el país asiático intensificó su programa atómico a pesar de los apremios en contra de la comunidad internacional.

El científico, Siegfried Hecker, dijo en un informe difundido el sábado que durante un reciente visita al principal complejo atómico de Yongbyon, en Corea del Norte, fue llevado a una instalación de enriquecimiento de uranio a pequeña escala en Corea del Norte.

Afirmó que el lugar tenía 2.000 centrífugas nuevas y que las autoridades norcoreanas le aseguraron que el lugar producía uranio de bajo enriquecimiento para un nuevo reactor. Al parecer, dijo, las instalaciones son para generar energía nuclear con usos civiles.

El científico describió como "sorprendente" el panorama que tuvo ante sí de las centrifugadoras y que constituyó su primer vistazo de la instalación. "La planta de enriquecimiento de uranio era ultramoderna y limpia", declaró.

Hecker, ex director del Laboratorio Nuclear de Los Alamos, dijo que desconocía qué intenciones tenía Corea del Norte al permitirle que visitara el área que antes era secreta. Corea del Norte permite con regularidad inspecciones de su programa nuclear secreto al laboratorio de Los Alamos.

La revelación podría tener como propósito el afianzamiento del gobierno norcoreano en momentos en que prepara la transferencia del poder del gobernante Kim Jong Il a un hijo joven de éste y que no se ha probado.

En momentos en que Washington y otros gobiernos occidentales endurecen sus sanciones, la develación de las centrífugas también podría ser un intento de Pyongyang para propiciar la reanudación de las conversaciones internacionales que buscan un desarme nuclear de Pyongyang a cambio de que reciba asistencia y las cuales se encuentran estancadas.

Cualquiera que sea la razón, las nuevas centrífugas vuelven a suscitar preocupaciones en el gobierno del presidente Barack Obama, el cual ha evitado las negociaciones directas con Corea del Norte, después de las pruebas nucleares y con misiles que Pyongyang efectuó el año pasado y la investigación internacional que atribuyó a un torpedo norcoreano el hundimiento en marzo de un barco de guerra surcoreano, cuando perecieron 46 marineros.

El Departamento de Estado norteamericano anunció que el enviado especial del gobierno de Obama para Corea del Norte tenía previsto iniciar el domingo una gira por Corea del Sur, Japón y China.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes