Corea del Sur: Jóvenes se ayudaron a escapar de naufragio

Estudiantes que sobrevivieron al desastre del ferri surcoreano que se hundió en abril declararon el lunes que varias veces se les repitió la orden de quedarse en la nave que se hundía pero unos se ayudaron mutuamente a salir de sus cabinas cuando éstas se inundaron.

Las seis chicas presentaron su testimonio el lunes en la sesión del tribunal donde se juzga a 15 integrantes de la tripulación del barco, quienes enfrentan cargos por negligencia e incapacidad de rescatar a pasajeros. Cuatro de ellos están acusados de homicidio.

Los estudiantes de la preparatoria Danwon, cercana a Seúl, describieron la caótica escena en el transbordador y recordaron que se colocaron los chalecos salvavidas y recibieron ayuda de sus amigos para abandonar los camarotes que se inundaban. Dijeron que vieron a dos de sus compañeros ser arrastrados por las aguas.

Cinco de seis estudiantes hablaron en la corte mientras el otro dio se declaración mediante video desde otra habitación. La corte pidió a los medios que no identificaran a los adolescentes para proteger su privacidad.

"Seguimos esperando pero sólo salimos porque había demasiada agua en el cuarto", dijo una estudiante. Agregó que escuchó un mensaje que salía de los altavoces del barco que decía: "Estudiantes de la preparatoria Danwon. ¡No se muevan!".

También recordó la manera en que el barco se inclinó pronunciadamente al grado que "la pared se convirtió en el piso". Otra estudiante dijo "todos los chicos se resbalaron hasta la ventana y el equipaje se cayó".

Las jóvenes dijeron que llevaban puestos sus chalecos luego de que escucharon un anuncio y sus amigos les recomendaron que lo hicieran. Señalaron que tuvieron problemas para salir de las cabinas debido a que los muebles que estaban fuera de su sitio les estorbaban pero treparon a ellos para salir.

El hundimiento ocurrido el 16 de abril causó la muerte o desaparición de más de 300 personas, la mayoría de ellos estudiantes de la preparatoria Danwon, quienes viajaban a la isla de Jeju en una excursión escolar. En el transbordador viajaban 325 alumnos de esa escuela pero sólo 75 sobrevivieron.

El hundimiento, uno de los desastres más graves en Corea del Sur en décadas, provocó un duelo nacional y un renovado escrutinio sobre la seguridad pública en el transporte.

Los sobrevivientes dijeron que no escucharon orden de evacuación alguna y los fiscales sostienen que una desocupación a tiempo habría ayudado a salvar más vidas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7