Corea del Sur promete vengar a sus soldados muertos

SEÚL ( AFP). Corea del Sur prometió el sábado vengar la muerte de dos soldados esta semana en el bombardeo norcoreano, en la víspera de las maniobras navales con Estados Unidos en el mar Amarillo, denunciadas por Pekín y calificadas de " provocación intolerable" por Pyongyang.

A la solemne ceremonia fúnebre cerca de Seúl, difundida en directo por la televisión, asistieron numerosos responsables políticos y militares surcoreanos, así como las familias de los dos infantes de marina, de 20 y 22 años de edad.

" Nosotros con seguridad vengaremos vuestras muertes", declaró Yoo Nak-Joon, jefe del estado mayor de la Marina surcoreana, ante las fotos de los dos soldados fallecidos.

Los militares murieron el martes en el bombardeo de Corea del Norte sobre la isla surcoreana Yeonpyeong, situada en el mar Amarillo.

Este ataque, de una magnitud sin precedentes desde la guerra de Corea (1950-1953), causó también la muerte de dos civiles y una veintena de heridos.

El nuevo ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-Jin, nombrado el viernes, afirmó " responder rápida y firmemente a la actual situación de crisis" con Pyongyang , y preconizó " devolver los golpes multiplicados" en caso de ataque militar de Corea del Norte, citado el sábado en el diario conservador Chosun Ilbo.

En una concentración en el centro de Seúl, ex combatientes surcoreanos exigieron también el sábado una respuesta firme contra el régimen estalinista.

" Unámonos y venguémonos", gritaban los ex soldados de la marina, vestidos de uniforme, al tiempo que quemaban una bandera norcoreana y retratos del dirigente Kim Jong-Il y de su hijo Kim Jong-Un, supuesto heredero.

Pyongyang por su parte prometió el sábado " golpear sin piedad" en caso de violación de su espacio soberano, en especial el mar Amarillo, donde Estados Unidos y su portaaviones George Washington efectuarán a partir del domingo maniobras navales conjuntas con las fuerzas de Seúl.

" Nuestro ejército tiene preparados los cañones de su artillería y si los invasores se atreven a introducirse en nuestro territorio terrestre, marítimo o aéreo, transformaremos el corazón de nuestros enemigos en un mar de fuego", advirtió el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, un organismo gubernamental norcoreano.

Los ejercicios navales de Estados Unidos y Corea del Sur son " una nueva provocación militar intolerable contra nosotros", añadió.

Pekín, principal apoyo de Corea del Norte en el mundo, se dijo opuesto a estas maniobras, poniéndose en guardia frente a " toda acción militar no autorizada" a lo largo de sus costas.

" Este ejercicio no está dirigido contra China", respondió un portavoz del Pentágono estadounidense, capitán Darryn James. Estas operaciones " son de naturaleza defensiva y destinadas a reforzar la disuasión contra Corea del Norte", agregó.

Por otro lado, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, mantuvo el viernes una conversación telefónica con su homólogo chino, Yang Jiechi, para discutir sobre la tensa situación en la península coreana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes