Coronel venezolano imputado tras violenta incursión en Parlamento

La Fiscalía venezolana imputó por presunta violación de derechos humanos al jefe militar responsable de la seguridad del Parlamento, luego de que partidarios del gobierno hirieran a siete diputados opositores en la sede del Legislativo, informó este lunes el Ministerio Público.

El coronel Bladimir Lugo, a quien la oposición acusa de "complicidad" al supuestamente no haber hecho nada para evitar el "asalto", fue citado para el jueves, anunció la Fiscalía en Twitter, sin especificar el origen de la acusación.

El 5 de julio, día de la independencia, un centenar de chavistas irrumpió en el Palacio Legislativo -de mayoría opositora- y agredió con objetos contundentes a los parlamentarios, mientras detonaba bombas de estruendo.

Siete legisladores resultaron heridos, varios de ellos con cortes en la cabeza. Tras ese ataque, decenas de personas mantuvieron el lugar bajo asedio durante nueve horas.

El 28 de junio, Lugo protagonizó otro incidente al sacar a empujones de una oficina de la Asamblea Nacional a su presidente, el opositor Julio Borges, en una discusión que comenzó cuando militares introducían unas cajas en el edificio.

El presidente Nicolás Maduro lo condecoró al día siguiente.

Lugo es el tercer militar que el Ministerio Público imputa por supuestos atropellos a los derechos humanos desde que la fiscal general, Luisa Ortega, confesa chavista, rompiera con Maduro. Este hecho abrió una grieta en el oficialismo en medio de protestas opositoras que dejan 92 muertos desde el 1 de abril.

A finales de junio fueron citados a declarar por esos cargos los generales Antonio Benavides Torres, excomandante de la Guardia Nacional, y Gustavo González López, director del servicio de inteligencia.

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -acusado por la oposición de servir a Maduro- anuló las citaciones.

La corte, que en sus argumentos consideró en "desacato" a Ortega, acogió un recurso de amparo interpuesto por Benavides, imputado por abusos en el control de manifestaciones.

Luego del llamado de la Fiscalía, Benavides fue condecorado por el mandatario, que además ascendió a González.

Benavides fue relevado por Maduro como comandante de la Guardia Nacional el 20 de junio, un día después de la muerte de un joven de 17 años a quien un militar disparó a quemarropa en las cercanías de la base aérea de La Carlota, en Caracas. Posteriormente, el mandatario lo nombró jefe de gobierno del Distrito Capital.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes