El papa celebra Corpus Christi en la basílica romana de San Juan

Ciudad del Vaticano (EFE). Benedicto XVI se desplazó hoy a la basílica de San Juan de Letrán, la catedral de Roma, para oficiar, como Obispo de la Ciudad Eterna, la misa solemne del Corpus Christi y presidir posteriormente la tradicional procesión por el centro de la capital italiana.

El Pontífice fue acogido por varios miles de personas que llenaban la basílica lateranense y el atrio del templo.

Asisten al rito cardenales, patriarcas, arzobispos, obispos y sacerdotes.

Tras la misa, el Obispo de Roma subirá a un vehículo abierto, en el que será colocada la Custodia y en el que recorrerá el trayecto entre las basílicas de San Juan de Letrán y Santa María La Mayor, a través de la céntrica Vía Merulana, donde concluirá la procesión.

De la procesión formarán parte niños de primera comunión, jóvenes "scouts", miembros del Camino Neocatecumenal, agrupaciones de cofradías, los Caballeros del Santo Sepulcro, religiosos, religiosas, seminaristas, sacerdotes, obispos y cardenales.

A su llegada a Santa María La Mayor, impartirá la bendición.

Esta basílica, que data del papado de Sixto III (432-440), está muy ligada a España y por una bula de Inocencio X todos los reyes de España son protocanónigos del templo, que se levanta en el centro de Roma.

El emperador Carlos V donó al papa Alejandro VI el primer oro procedente de América, con el que se doró el espectacular artesonado del templo, y en tiempos de Felipe IV y en virtud de la Bula "Hispaniarum Fidelitas" se instauró que cada año España entregase el óbolo (donativo) a la basílica y se celebrasen solemnes celebraciones eucarísticas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes