Correa anuncia expulsión de diplomático de EU

QUITO (AP). El presidente Rafael Correa dio un plazo de 48 horas para que un funcionario de la embajada de Estados Unidos en Ecuador abandone el país, luego de que informó por escrito sobre el retiro de apoyo logístico a la policía ecuatoriana.

La misiva, cuyo contenido fue calificado de "grave" por el mandatario, habría sido enviada por Armando Astorga Jr., agregado de la embajada norteamericana, al Comandante General de la Policía, Jaime Hurtado, el pasado 8 de enero del 2009.

La AP se contactó con la embajada de Estados Unidos en Ecuador pero no obtuvo una reacción. Tampoco se confirmó el cargo del funcionario.

Durante el programa radial Diálogo con el Presidente, Correa leyó el sábado la carta según la cual a partir del 9 de enero "quedan suspendidos los 340,000 dólares anuales de apoyo logístico y operativo" a la unidad del Centro de Operaciones Anticontrabando (COAT), de la Policía.

Además, se habría solicitado que "todos los activos", como vehículos, motocicletas, muebles, cámaras y celulares, entregados al COAT, "sean devueltos a la brevedad".

Comentó que también la entrega de 160,000 dólares anuales para la Unidad de Trata de Personas "esta siendo reconsiderada".

"Señor Astorga: ¡Quédese con su sucio dinero!. No lo necesitamos. Aquí hay soberanía y dignidad", respondió Correa, tras calificarlo de "majadero" e "insolente".

"Señor canciller (Fander Falconí): Le da 48 horas a este señor para que coja sus maletas y se largue (vaya) de este país. Aquí no vamos a aceptar que nadie nos trate como colonia", sentenció.

También ordenó al comandante de la Policía devolver "hasta el último borrador". "Ecuador no necesita caridad de nadie", agregó.

La carta leída por el mandatario explicó que la decisión obedece a que "el entendimiento para asignar personal policial al COAT, como un proceso de selección coordinado, entre nuestra oficina y la Policía Nacional, no está funcionado satisfactoriamente".

Según Correa, esto implicaba que "la embajada tenía que aprobar a quien pongamos de Comandante del COAT y a quien pongamos de personal", hecho que ordenó se suspenda.

Como reacción a la misiva, Correa también condicionó la petición que le realizó anteriormente la embajadora de Estados Unidos en Ecuador, Heather Hodges, para que se permita el ingreso de aviones estadounidenses no militares al país, una vez que se retire la base de Manta.

"Querida embajadora, usted goza de toda mi estima... le acepto que aterricen aviones guardacosta en suelo ecuatoriano con una condición: que nosotros tendremos que calificar a los pilotos que vengan piloteando en esos aviones para que no nos metan ningún delincuente en nuestro país", afirmó el mandatario.

Correa anunció que el lunes enviará una respuesta escrita a Astorga en la cual se reprocha la decisión y se ofrece una donación a Estados Unidos para proyectos que eviten la tortura "en cárceles como la de Guantánamo".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes