Correa posesiona a nueva cúpula militar de Ecuador tras cesar a la anterior

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, posesionó este viernes al nuevo alto mando militar, tras cesar a la anterior cúpula a inicios de febrero por comentar la venta de un terreno del instituto de seguridad social castrense.

En su discurso, el mandatario insistió en las razones por las que destituyó al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Armadas y a los comandantes de las fuerzas Terrestre, Aérea y Naval, quienes estuvieron en el cambio de mando y fueron saludados por Correa.

Apenas el presidente inició su intervención, un grupo de militares retirados abandonó la ceremonia.

"Entendamos que vivimos en un Estado de derecho, una democracia vibrante, donde no es posible aceptar que los uniformados realicen expresiones públicas de aspectos jurídico administrativos y sin la autorización de la legítima autoridad civil", dijo Correa en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, en las afueras de Quito.

Los jefes militares fueron destituidos tras expresar en una rueda de prensa su descontento por la decisión del Ejecutivo de debitar 41 millones de dólares al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) por un supuesto sobreprecio en la venta al ministerio de Ambiente de un terreno en Guayaquil (suroeste).

En su reemplazo asumieron el vicealmirante Oswaldo Zambrano, nuevo jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas; general Luis Castro, comandante de la Fuerza Terrestre; vicelamirante ángel Sarzosa, comandante de la Fuerza Naval; y teniente general César Merizalde, comandante de la Fuerza Aérea.

Correa también criticó las diferencias "exorbitantes" en las pensiones que reciben los oficiales de alto rango y la tropa.

"Las terribles diferencias de pensiones dentro del propio sector militar (...) son absolutamente injustificables y claras fuentes de inequidad", aseguró el presidente.

"Vamos a ser mucho más radicales para lograr la equidad. Emitiré los correspondientes decretos y reformas legales para que estas prácticas discriminatorias queden absolutamente prohibidas", agregó Correa, tras referirse también a los tres dólares que reciben diariamente los soldados para su alimentación, lo que consideró un monto vergonzoso.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes