Corte de Ontario legaliza burdeles

TORONTO ( AP). La prohibición de los burdeles representa un riesgo para las prostitutas y es inconstitucional, determinó el lunes el máximo tribunal de Ontario, en un caso que podría sentar precedentes para todo Canadá.

La Corte de Apelaciones de Ontario falló que la prohibición pone en peligro a las prostitutas y que se les debería permitir trabajar fuera de peligro en instalaciones adecuadas.

La corte dio al gobierno un periodo de un año para modificar la ley en caso de que elija hacerlo.

Al mismo tiempo, la corte dijo que las preocupaciones sobre la molestia que causa la prostitución callejera son reales, por lo que ratificó la prohibición al ofrecimiento de servicios sexuales.

La prostitución en sí no es ilegal en Canadá, pero el comunicar el propósito de prostituirse, el proxenetismo y el dirigir un burdel fueron considerados delitos. El juez de una corte menor determinó en 2010 que las leyes relacionadas con la prostitución eran inconstitucionales.