Corte ecuatoriana ratifica sentencia contra diario opositor

QUITO (AP). La Corte Nacional de Justicia denegó el jueves un pedido de revisión total del proceso en el juicio por injurias que entabló el presidente Rafael Correa en contra del diario El Universo, con lo cual se ratifica la sentencia a tres años de prisión para tres ejecutivos, y un periodista, además del pago de una multa de 42 millones de dólares.

El juez de la II Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, Wilson Merino, afirmó que "este tribunal, administrando justicia, declara que los recursos de casación son improcedentes".

Los jueces deliberaron por algo menos de dos horas. Con ello se ratifica la sentencia adoptada en dos instancias previas.

Correa estuvo presente en la corte durante la audiencia contra los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, director, subdirector y gerente de nuevos medios, respectivamente.

Al final de 13,5 horas de alegatos judiciales, el juez Wilson Merino preguntó a las partes si tenían una fórmula de conciliación, a lo que la abogada de los demandados Mónica Vargas, señaló que ese diario "siempre ha estado abierto" a una solución, pero Correa replicó que "ante tanta canallada, a estas alturas ya no se puede aceptar una disculpa".

Diversos grupos defensores de los derechos humanos, entre estos Human Rights Watch, han censurado las leyes penales sobre difamación, como las existentes en Ecuador, porque _según ellos_ confieren a los políticos, como Correa, inmenso poder para aplastar a la disidencia.

El Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, dijo en un comunicado que el fallo "representa un serio retroceso para la democracia en Ecuador".

Vargas dijo en la red de televisión Teleamazonas que la "sentencia condenatoria, de ninguna manera quiere decir que se cierra el caso, para nosotros el caso de el diario El Universo, recién empieza hoy, porque es hoy después de la sentencia condenatoria... empieza el proceso internacional ante jueces independientes".

Tras conocer la sentencia, Correa aseguró en rueda de prensa que "en este resultado ha brillado la verdad, hemos demostrado que se ha mentido... los poderes fácticos han perseguido a gente buena solo por el hecho de que no nos sometemos a sus caprichos".

"Gracias a los señores jueces que han sabido administrar justicia en nombre de la república", destacó.

Manifestó que "esto va a cambiar la historia, van a entender que la liberad de expresión es un derecho de todos... esto crea un precedente no solo en Ecuador sino en toda nuestra América".

Correa aseveró que "no estoy contento esto, ha sido duro... la lucha es por la verdadera libertad de expresión todos debemos sujetarnos al estado de derecho... creen que por ser medios privados, dueños de empresa, pueden decir cualquier cosa".Aseveró que "se dijo que se estaba sancionando la opinión, eso es falso, se está sancionando un delito".Añadió que se "sienta un precedente fundamental no solo es responsabilidad del que escribe, sino del medio y de los dueños de los medios... eso es fundamental, (porque) los verdaderos culpables están atrás".

El director del diario, Carlos Pérez, dijo en un comunicado de prensa que "esta es una parodia de la justicia y un golpe brutal para la democracia y la libertad de expresión en el Ecuador".

Aseveró que "el caso es particularmente alarmante, ya que expuso la corrupción en bruto en el sistema judicial de Ecuador, que fue manipulado por Correa y sus compinches para emprender un ataque a gran escala a nuestro periódico y el sagrado derecho a la libertad de expresión", destacó.

Nicolás Pérez, otro de los directivos con sentencia de prisión y que está en Miami, señaló que "este proceso judicial se vio empañado por la política y la corrupción".

Añadió que "Correa lidera un asalto a la libertad de expresión que se está arrastrando en toda América Latina".

En las primeras horas de la audiencia final en las afueras del edificio de la corte, en el norte de la capital, se registraron incidentes entre simpatizantes de Correa y opositores al gobierno, incluso con agresiones físicas.

Los seguidores de Correa rompieron ejemplares de los diarios El Universo y El Comercio, los principales del país, y los quemaron en medio de gritos como "¡Correa, El Universo se quemó!".

El caso pasó a manos del máximo tribunal luego que la defensa de los acusados presentara un recurso de casación, que contempla una revisión total del proceso, que en dos fallos anteriores estableció las sentencias de prisión y el millonario pago de indemnización.

La decisión de la Corte Nacional es final, ya no puede ser apelada, aunque acusadores y acusados pueden presentar recursos de ampliación y de aclaración de la sentencia en un plazo máximo de tres días. La sentencia no puede ejecutarse hasta cuando esos recursos tengan una respuesta de la Corte.

En la sede de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en Miami, Nicolás y César Pérez brindaron una rueda de prensa junto a funcionarios de la SIP. Dijeron que Carlos se quedó en Ecuador.

"Tenemos miedo a la integridad física... El discurso del presidente (en contra del diario) ha calado en la gente", expresó César.

Explicó que hace algunas semanas presentaron el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que ordene una medida cautelar que impediría que se ejecute la sentencia en Ecuador hasta que la comisión analice el caso en profundidad.

Consultados sobre si pedirían asilo político en Estados Unidos, respondieron que no lo habían decidido. Palacio, el ex jefe de la página de opiniones del diario, ya pidió oficialmente asilo en Miami la semana pasada.

Al ser interrogados sobre si temían perder el diario a manos de Correa, César Pérez manifestó que "es una posibilidad", y señaló que el gobierno ha incautado cinco canales de televisión del grupo Isaías, a los que "usa como medios oficiales".

Correa presentó una querella contra El Universo luego que en febrero del 2011 el diario publicara un artículo de Palacio, entonces editor de opinión de ese medio, en el cual acusó al mandatario de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente" durante una sublevación de policías en Quito en septiembre del 2010.

El artículo hacía referencia a un operativo militar por medio del cual Correa fue rescatado tras permanecer retenido nueve horas por policías sublevados dentro de un centro médico de esa institución. Los agentes dijeron que su acción fue para que no se eliminen beneficios económicos, pero Correa afirmó que fue un intento de golpe de estado.

Correa asumió el mando en enero del 2007 para un periodo de cuatro años, pero en 2009 llamó a elecciones adelantadas que ganó, y su mandato se extendió hasta el 2013.

Palacio dejó de trabajar en El Universo tras la demanda, y en agosto se radicó en Miami, Estados Unidos, porque dijo que en Ecuador temía por su seguridad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes