Costa Rica celebrará primer matrimonio gay desde opinión de CorteIDH

Un venezolano y un costarricense celebrarán el próximo sábado el primer matrimonio homosexual de Costa Rica desde que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) reconoció la legitimidad de las uniones entre personas del mismo sexo.

El costarricense Mario Arturo Arias, de 28 años, dijo a la AFP que la noche del sábado contraerá nupcias con el venezolano Roberth Castillo, 25, en un bar gay de San José.

"El sábado va a ser una fiesta, vamos a celebrar el amor, la libertad y la igualdad ante la ley. Esperamos que sea un momento muy festivo y romántico", comentó Arias, un ingeniero en computación.

Su matrimonio se hizo posible luego de que el 9 de enero la CorteIDH emitiera una opinión consultiva en la que manifestó que las parejas homosexuales tienen los mismos derechos legales para contraer nupcias que una pareja heterosexual.

La opinión de la corte, vinculante para los países firmantes de la Convención Americana de Derechos Humanos, agrega que esa protección va más allá de las cuestiones patrimoniales y abarca todos los derechos reconocidos a las parejas heterosexuales en la legislación interna de cada Estado.

"Las opiniones consultivas tienen carácter vinculante, por encima de la constitución cuando se trata de conceder o ampliar derechos. En este caso está vigente el matrimonio igualitario en Costa Rica", sostuvo Arias.

La ceremonia del sábado se efectuará ante una notaria que, de acuerdo con la legislación local, tendrá ocho días para inscribir el matrimonio en el Registro Civil.

Arias reconoció no estar totalmente seguro de que el Registro Civil acepte inscribir su matrimonio, pero adelantó que si les niega el derecho, "lo llevaremos a las vías judiciales correspondientes".

En 2015, la costarricense Yazmín Elizondo y su pareja Laura Flórez-Estrada, de nacionalidad española, pudieron casarse legalmente porque Elizondo aparecía inscrita como hombre por un error del Registro Civil.

No obstante, jerarcas del Registro Civil intentaron anular el matrimonio, lo que generó una batalla legal que no ha sido resuelta.

Arias y Castillo iniciaron su relación por internet y desde hace casi tres años viven juntos, cuando el venezolano se radicó en Costa Rica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes