Costa Rica corrige número de muertos por terremoto

SAN JOSE (AP). La Cruz Roja de Costa Rica informó hoy viernes que el número de muertos por el terremoto de la víspera es de cuatro y no de 14 como había reportado con anterioridad y confirmó que mantiene la búsqueda de al menos otras 22 personas desaparecidas.

La oficina de prensa de la Cruz Roja explicó que por errores en la comunicación por radio entre los funcionarios se informó de 14 muertos.

La vocera Fiorella Vilca detalló que se trata de las hermanas Tatiana y Marisela Olivas, de siete y once años de edad y vecinas de Dulce Nombre de Poás, así como otra menor de 12 años identificada como Ana María Rodríguez, de Fraijanes de Alajuela.

La cuarta víctima es un hombre de unos 35 años de edad cuyo cuerpo permanece en la catarata La Paz. La Cruz Roja aún desconoce su identidad y se encuentra en las labores de recuperación de los restos.

Las autoridades también contabilizan una víctima indirecta del sismo: una mujer que falleció por un ataque al corazón al este de la capital

El movimiento se registró la tarde del jueves con epicentro a unos 35 kilómetros al noroeste de San José, en las cercanías del parque nacional Volcán Poás, en Alajuela. Su profundidad fue de apenas seis kilómetros, lo que motivó que fuera sentido con más fuerza, según los expertos del Observatorio Sismológico en Costa Rica.

El Observatorio reportó cientos de réplicas y confirmó que se trató del sismo más fuerte en la zona en más de 100 años.

El sector es montañoso y con pequeñas carreteras de acceso que en su mayoría quedaron inhabilitadas. Los habitantes son campesinos humildes dedicados a la siembra de fresas, plantas ornamentales y ganadería. También hay una creciente actividad turística.

El gerente del Instituto Costarricense de Turismo, Allan Flores, dijo al canal 7 que hay cerca de 200 turistas, entre nacionales y extranjeros, incomunicados en el hotel Waterfall Gardens, ubicado en Vara Blanca.

La AP intentó comunicarse con el hotel, pero no responden las llamadas. Reportes de prensa indican que la infraestructura del lujoso recinto, ubicado cerca de gran cantidad de cascadas, sufrió severos daños y las personas durmieron a la intemperie.

"No hay reportes de turistas heridos. Todos están bien y se coordinó su asistencia. La prioridad es sacarlos y traerlos a San José", dijo Flores.

Esa zona, muy cercana al epicentro del temblor, mantiene en vilo a las autoridades por los grandes derrumbes que cayeron sobre carreteras, lo que imposibilita el paso por la vía terrestre.

Hoy viernes un primer grupo de conductores que habían quedado atrapados fueron rescatados. "Algunos dicen que otros carros quedaron debajo de la tierra. Las señoras lloraban y teníamos mucho miedo", relató Rafael Batista al canal 7. A su lado pasaban varias madres con bebés y niños menores, visiblemente nerviosos.

Manuel Cambronero, de una localidad vecina, llamó al canal 7 y contó que el pueblo quedó destruido. "Lo único que quedó fue el invernadero donde sembramos fresas, somos tres grupos como de 300 personas, pasamos la noche debajo de los plásticos. Se me escalofría el cuerpo al recordar, porque las montañas se movieron y todas las casas están en el suelo".

La ministra de Seguridad, Janina Del Vecchio dijo a periodistas que solicitó ayuda al gobierno de Estados Unidos y se espera la llegada de dos a tres helicópteros grandes para ser usados en el rescate.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes