Costa Rica intenta volver a la normalidad tras temporal

SAN JOSÉ (AFP). Costa Rica intenta restablecer la normalidad tras una semana de cruento temporal que dejó 27 muertos, 6 desaparecidos, miles de damnificados y daños cuantiosos en infraestructura y en la producción agrícola, afirmaron este domingo fuentes oficiales.

Con el apoyo de helicópteros enviados por Panamá y Colombia, las brigadas de socorro han logrado ingresar desde el sábado a decenas de comunidades que permanecían aisladas para llevar suministros y atención médica, dijo el vicepresidente Luis Liberman.

"Se han transportado a esas comunidades unos 12,000 suministros diarios", consistente cada uno en alimentos y agua para sostener a una familia durante cuatro días, precisó Liberman en conferencia de prensa junto a la presidenta de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Vanessa Rosales, y otros altos funcionarios.

Las intensas lluvias que amainaron este fin de semana, dejaron un saldo trágico de 27 muertos y 6 desaparecidos, según las últimas cifras de la CNE.

Del total de decesos, 23 ocurrieron en una localidad del cantón de Escazú, en el sector oeste de San José, donde una avalancha cayó la noche del pasado miércoles sobre una treintena de casas, al pie de un empinado cerro.

Las autoridades temen que la cifra aumente pues hay varias personas desaparecidas, por lo que continúan las labores de rescate.

Según Rosales, aún quedan 16 comunidades a las que sólo se puede llegar por vía aérea, pese a que las autoridades hacen un gran esfuerzo por restablecer el paso en diferentes carreteras que sufrieron rupturas o grandes deslizamientos.

Mientras tanto, unas 3.800 personas permanecen en 71 albergues abiertos en todo el país por la CNE, aunque ya se ha iniciado un lento retorno de lo damnificados a sus comunidades afectadas por inundaciones, en la medida en que mejoran las condiciones del clima, indicó Rosales.

El ministro de Obra Pública y Transportes, Francisco Jiménez, explicó que las intensas lluvias provocaron el colapso de 15 puentes y afectaciones "muy graves" en numerosas carreteras nacionales, algunas de las cuales son "irrecuperables".

"Hay 39 rutas cerradas que difícilmente puedan ser rehabilitadas a corto plazo", señaló el ministro, quien mostró imágenes aéreas de grandes tramos de vías que fueron virtualmente arrasadas por las corrientes.

El funcionario se mostró preocupado por los altos costos de la recuperación de las vías, los cuales aún no han sido estimados en cifras precisas, en parte por la incomunicación en que se encuentran varias regiones.

Tampoco se han precisado las pérdidas causadas por el temporal a la producción agrícola, pero la ministra del ramo, Gloria Abrahams, señaló que se ha podido determinar que extensas áreas sembradas de arroz y caña de azúcar se encuentran anegadas.

"Estamos trabajando en precisar los montos de las pérdidas, pero creemos que serán muy altos", indicó.

Por su parte, las autoridades médicas trabajan intensamente en evitar que se produzcan brotes epidémicos, sobre todo en los albergues temporales donde ya han aparecido algunos casos de influenza y de diarrea, especialmente en niños, según dijo la gerente médica de la Caja Costarricense del Seguro Social, Rosa Climent.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes