Costa Rica hace llamado internacional por ayuda tras sismo

SAN JOSE (AFP). Costa Rica lanzó hoy martes un llamado internacional por ayuda para socorrer a los damnificados y reconstruir casas e infraestructura pública tras el terremoto de 6,2 grados del 8 de enero, que ha dejado al menos 18 muertos y unos 100 millones de dólares en pérdidas.

"El Gobierno de Costa Rica emitió hoy (martes) un llamamiento internacional de ayuda por medio de la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra, para hacer frente a las tareas de atención de la tragedia causada por el devastador terremoto", dijo la cancillería en un comunicado.

El sismo dejó 18 muertos y un centenar de heridos, según el balance del Organismo (policía) de Investigación Judicial, mientras socorristas buscaban este martes a 16 desaparecidos entre los escombros en la zona del epicentro cerca del volcán Poás, uno de los principales atractivos turísticos del país, a unos 40 km de San José.

Las tareas de búsqueda de cuerpos se efectúan en medio de frecuentes réplicas del sismo en aldeas y rutas montañosas destruidas por derrumbes y deslizamientos de tierra, lo que mantiene en riesgo a los socorristas de la Cruz Roja, Bomberos y Policía.

El más fuerte de la última seguidilla de sismos, de 4,2 grados en la escala de Richter, ocurrió la madrugada de este martes, dijo el Observatorio Vulcanológico y Sismológico.

"El llamado diplomático se hace para recibir asistencia financiera internacional para la reconstrucción de la infraestructura vial (puentes y carreteras), viviendas y la recuperación de los procesos productivos, especialmente el campo agrícola y lechero, en las zonas más devastadas por el terremoto", dijo la cancillería.

El fuerte sismo dejó pérdidas por unos 100 millones de dólares, según estimaciones del gobierno, en momentos en que la próspera economía costarricense comienza a desacelerarse por la crisis internacional.

Más de 128,000 personas sufrieron daños en sus hogares por el terremoto, según el último balance de la Comisión Nacional de Emergencias y una de las principales centrales hidroeléctricas del país, Cariblanco, permanecerá fuera de operaciones cerca de un año debido a que sus generadores quedaron inutilizados con el terremoto, lo que dificultará el suministro eléctrico.

El presidente Oscar Arias, que decretó cinco días de duelo nacional por las víctimas, agradeció la solidaridad de "países amigos" y dijo que algunos presidentes le llamaron "para expresar su solidaridad con nuestro pueblo, con nuestro sufrimiento".

"Ellos se mostraron en la mejor disposición de ayudarnos y yo les he dicho que sí, que el país va a requerir ayuda", expresó Arias.

Por su parte, el canciller Bruno Stagno dijo que "la ayuda que ha llegado al país y otra que ha sido anunciada, por diferentes gobiernos, es invaluable y oportuna y permite llevar un mensaje de aliento a los damnificados".

Estados Unidos envió cuatro helicópteros para rescates y donó 50,000 dólares para la emergencia, mientras que China anunció la entrega de 100,000 dólares.

Colombia también envió un helicóptero a las faenas de rescate y Venezuela anunció el envío de "camas portátiles, tiendas de campaña, cocinas a gas, agua, cobijas, y alimentos no perecederos", dijo la cancillería costarricense.

El informe oficial de daños detalla 26 tramos de carretera afectados por deslizamientos o desprendimientos de tierra así como 8 puentes destruidos o dañados por el peor sismo registrado en la región en 150 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes