Costa Rica: 9 muertos y aumentan desaparecidos

SAN JOSE (AP). Las autoridades costarricenses apuran el paso para rescatar víctimas y encontrar a un número indeterminado de desaparecidos, mientras aumentó a nueve la cifra de muertos por el terremoto de 6,1 que el jueves sacudió la zona central del país.

La vocera de la Cruz Roja Fiorella Vilca informó hoy viernes que a las cuatro víctimas mortales registradas la víspera, entre ellas tres niñas, se sumaron dos hombres más hallados en San Pedro de Poás y otros tres cuerpos recuperados de la zona de las cataratas de Vara Blanca, a más de 60 kilómetros de la capital.

"Esos son los datos que manejamos, no tenemos edades ni nacionalidades", agregó.

Las autoridades temen que la cantidad de víctimas sea mucho mayor pues sobrevivientes fueron testigos de cómo familiares y amigos eran sepultados por terraplenes de grandes magnitudes.

"Vi como la tierra se llevó a mi tía, a mi prima... miré como la tierra pasaba por encima", relató conmocionado Miguel Angel Marín al canal 7. En otro sector una mujer identificada solo como Marlene clamaba entre sollozos por su hija. "Mi chiquita está aterrada, Dios mío", decía mientras personal médico intentaba calmarla.

La cifra de desaparecidos no ha sido definida debido a la gran cantidad de reportes de personas que habrían quedado sepultadas bajo los derrumbes, pero extraoficialmente se habla de cientos de personas.

El director de Socorro de la Cruz Roja, Guillermo Arroyo, dijo que se alistan para rescatar a unas seis personas que quedaron dentro de un microbús que cayó a un abismo. "Hemos rescatado a muchos pero quedan muchos más", apuntó en declaraciones a periodistas.

El movimiento se registró la tarde del jueves con epicentro a unos 35 kilómetros al noroeste de San José, en las cercanías del parque nacional Volcán Poás, en Alajuela. Su profundidad fue de apenas seis kilómetros, lo que motivó que fuera sentido con más fuerza, según los expertos del Observatorio Sismológico en Costa Rica.

María Miranda del Observatorio dijo a la AP que desde el terremoto han registrado unas 1,500 réplicas entre los 2 y 4,5. El sismo del jueves fue el más fuerte en la zona en más de 100 años.

El sector es montañoso y con pequeñas carreteras de acceso que en su mayoría quedaron inhabilitadas. Los habitantes son campesinos humildes dedicados a la siembra de fresas, plantas ornamentales y ganadería. También hay una creciente actividad turística.

Vilca señaló que de la zona han salido por tierra con apoyo de los socorristas unas 470 personas, entre nacionales y extranjeros.

Hoy viernes un primer grupo de conductores que habían quedado atrapados fueron rescatados. "Algunos dicen que otros carros quedaron debajo de la tierra. Las señoras lloraban y teníamos mucho miedo", relató Rafael Batista al canal 7. A su lado pasaban varias madres con bebés y niños menores, visiblemente nerviosos.

Una turista belga de apellido Soterr relató al canal 7 que se encontraba con su esposo y sus dos hijos, de cuatro y nueve años de edad en un mirador cerca de las cataratas ubicadas en los alrededores del hotel La Paz Waterfalls Garden en Vara Blanca. Cuando sobrevino el sismo la plataforma en que se encontraban colapsó. "Caímos como 20 metros, mi esposo tenía a los niños, tratamos de ayudar", dijo con voz entrecortada y la mirada perdida.

Manuel Cambronero, de una localidad vecina, llamó al canal 7 y contó que el pueblo quedó destruido. "Lo único que quedó fue el invernadero donde sembramos fresas, somos tres grupos como de 300 personas, pasamos la noche debajo de los plásticos. Se me escalofría el cuerpo al recordar, porque las montañas se movieron y todas las casas están en el suelo".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes