Costa Rica afirma haber superado casos importados de sarampión

Las autoridades de Costa Rica informaron este martes de que el país superó la alarma generada por casos importados de sarampión en una familia de turistas franceses y en varios miembros de una familia estadounidense residente.

La institución indicó que mientras muchos países del mundo están atendiendo con grado de emergencia los brotes de sarampión y cuando se creía una enfermedad casi eliminada en la región de las Américas, Costa Rica evitó nuevos contagios gracias a la inmunización de las comunidades que crearon un cerco de protección.

La funcionaria del programa institucional de inmunizaciones de la Caja Costarricense del Seguro Social, Leandra Abarca, dijo que "el hecho de que el país haya superado los casos de sarampión importados sin nuevos contagios demuestra el grado de protección de las comunidades gracias a la vacunación, actitud que resalta como un compromiso de las familias con sus hijos y la comunidad".

El virus que causa el sarampión se propaga fácilmente por el aire a través de gotas procedentes de la nariz, boca o faringe (como la tos y los estornudos) de las personas infectadas, de ahí su alta capacidad de replicarse.

Esta enfermedad infecciosa y contagiosa se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre alta y síntomas catarrales.

Datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que se ha dado un aumento de 300 % en los casos de sarampión en todo el mundo respecto al mismo periodo de 2018 entre enero y marzo de 2019.

La enfermedad lleva al menos un par de años aumentando su incidencia, en comunidades con problemas de acceso a la inmunización, pero también en países como EE.UU., que ya la había eliminado en 2000.

Una familia de franceses, entre ellos un niño de 5 años, ingresó con sarampión durante el mes de febrero al país, desde ese momento las autoridades pusieron a la familia en aislamiento según normas internacionales.

Desde que se activó la alerta a nivel nacional, los expertos se encargaron de la búsqueda de posibles contagiados en todo el país.

En marzo pasado seis miembros de una familia de misioneros estadounidense residentes en el Pacífico costarricense padecieron sarampión tras ser contagiados por una visitante estadounidense que regresó a su país unos días después.

El Ministerio de Salud realizó la tarea de ubicación e identificación, mientras que personal de la Caja Costarricense de Seguro Social se encargó de abordarlos y vacunarlos.

Costa Rica no presenta casos autóctonos de sarampión desde 2006, y antes de los del 2019 el último caso importado había sido en 2014.

Las autoridades de salud de Costa Rica adquirieron el año pasado 770.000 dosis de vacunas contra el sarampión, lo que implicó una inversión de 1,2 millones de dólares para una campaña extraordinaria que cubrió más del 95 % de la población infantil.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes