Crece temor al terrorismo por islamistas estadounidenses

WASHINGTON (AP). El caso de un extremista islámico nacido en Estados Unidos y acusado de disparar a matar en una base de reclutamiento militar podría significar el inicio de una nueva oleada de crimen por parte de yijadistas estadounidenses, aseguran expertos en terrorismo.

Encargados en seguridad nacional temen desde hace tiempo a una nueva clase de milicianos estadounidenses que generarían pocas sospechas mientras salen y entran del país con el objetivo de cometer atentados para grupos como al-Qaida.

Juan Zárate, un experto en seguridad nacional para la administración del ex presidente George Bush, dijo que la preocupación se centra "en un individuo radicalizado que decide tomar su propias cartas en el asunto".

Abdulhakim Muhamad, quién creció como Carlos Bledsoe en Memphis, Tenesí, se convirtió al islam y viajó a Yemen en 2007. Fue arrestado por sobrepasar el tiempo de vigencia de su visado y deportado a Estados Unidos, donde regresó a su vida cotidiana en Little Rock, Arkansas.

Muhamad fue acusado de matar a William Andrew Long, de 23 años, quién acababa de completar un entrenamiento base y hacía de voluntario en el centro de reclutamiento de Little Rock antes de empezar una asignación en Corea del Sur.

Long murió tras ser baleado el 1 de junio mientras fumaba un cigarrillo fuera del edificio. Otro soldado, Quinton Ezeagwula, de 18 años, resultó herido.

Un informe del FBI y del departamento de Seguridad Interior del país sugería que Muhamad podría haber considerado atacar otros lugares, como centro judíos y cristianos en varias ciudades del este de Estados Unidos.

Muhamad, de 23 años, dijo a la Associated Press durante una entrevista desde prisión que el tiroteo fue "un acto por el bien de Dios, por el bien de Alá, el Señor de todo el mundo, y también una represalia al ejército estadounidense".

Jarret Brachman, un investigador que trabajaba en West Point y un experto en movimientos yijadistas, dijo que el caso demuestra que Estados Unidos no puede pretender que la violencia de extremistas islámicos es un fenómeno del extranjero.

"Nace y crece aquí, en territorio estadounidense", afirmó. "Sus semillas fueron colocadas en los últimos años, con Irak y Afganistán de nuestro lado y un aumento de la propaganda y materiales de educación yijadistas de su lado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes