Creen que cadáver hallado Honduras sería de opositor nicaragüense

TEGUCIGALPA (AP). Las autoridades creen que un cadáver hallado en territorio hondureño cerca de la frontera con Nicaragua pertenece al nicaragüense Santos Guadalupe Borge, conocido como "comandante Pablo Negro", líder de un grupo clandestino opositor al presidente Daniel Ortega.

"La policía descubrió el cuerpo el jueves tirado en una finca próxima al puesto fronterizo de Las Manos y de inmediato se trajo a Tegucigalpa", dijo a The Associated Press el portavoz de la fiscalía, Melvin Duarte.

"El cadáver, en alto grado de descomposición, presenta varios impactos de bala e ingresó a la morgue de esta capital como desconocido, pero ha sido identificado por sus familiares que vinieron de Nicaragua", añadió.

Duarte aseguró que el padre y una hermana de Borge identificaron el cuerpo por su vestimenta y un anillo que portaba.

Ello gestionan ante las autoridades hondureñas y el Consulado de su país aquí la repatriación de Borge, cuya autopsia la practicará en las próximas horas el Ministerio Público.

"Creemos que con la autopsia, la identificación de Borge será plena", subrayó Duarte.

Identificó a los parientes del nicaragüense como su padre Miguel Lúquez Borge y su hermana Xiomara.

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Derechos Humanos, Roberto Petray, declaró a periodistas en Managua "fue ejecutado".

Versiones periodísticas de Nicaragua señalaron el viernes que Borge es líder de las llamadas Fuerzas Democráticas 380, quien junto a un número no determinado de miembros de esa agrupación se había internado a principios de enero a Honduras con la intención de reagruparse.

La semana pasada, las fuerzas armadas y la policía de Honduras dijeron que ignoraban la posible presencia de Borge, pero fuerzas militares fueron alertadas en la frontera para buscarlo, se informó entonces.

De acuerdo con versiones periodísticas, Borge habría sido capturado el sábado 7 de enero por la policía de Nicaragua en las cercanías de Las Manos, a unos 170 kilómetros al sureste de Tegucigalpa, en territorio de su país. Las versiones lo calificaban además como jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Democráticas, que declaró la guerra a Ortega por considerar fraudulentos los comicios generales del 6 de noviembre pasado en las que el mandatario nicaragüense aseguró su reelección.

Unos 15.000 contrarrevolucionarios de Nicaragua combatieron a los sandinistas desde Honduras entre 1986 a 1990 con el respaldo de Estados Unidos. Fueron desmovilizado por las Naciones Unidas en abril de 1990 para dar paso a la pacificación de Centroamérica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes