Crisis de papel en Venezuela pone en suspenso a diario El Nacional

Periodistas y estudiantes de periodismo protestaron el martes en una avenida principal de la ciudad para exigir al gobierno que ponga a la venta dólares y así los periódicos puedan comprar papel, luego de que nueve diarios regionales clausuraran sus operaciones y en momentos en que esta crisis empieza a afectar a algunos de los grandes medios nacionales.

"Hay una situación de emergencia que debe ser resuelta en lo inmediato", dijo el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, Marco Ruíz, al confirmar que algunos de los principales diarios del país, como El Nacional, enfrentan un riesgo de cierre en las próximas semanas.

Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional, uno de los más grandes del país con una circulación nacional de 85.000 ejemplares de lunes a sábado y 240.000 los domingos, dijo recientemente que sólo dispone de reservas de papel hasta febrero.

Los diarios regionales "El Impulso" y el "Correo del Caroní" solo tienen inventario del insumo para esta semana, según dijeron sus directivos. El posible cierre del primero, que con 110 años es el diario más antiguo del país, y del "Correo del Caroní", podría dejar sin empleo a cerca de 300 personas entre ambos medios.

En tanto que los periódicos "El Sol de Maturín", "Antorcha", "Caribe", "La Hora", "Versión Final" cesaron sus operaciones en agosto de 2013; "Los Llanos" y "Diario de Sucre" en septiembre 2013 y "El Guayanés" y "El Expreso" en enero de este año, según la organización no gubernamental Espacio Público, que se dedica a la defensa de los derechos de los periodistas y la libertad de expresión.

Tras cinco meses del cierre del diario regional "Antorcha", de la población oriental de El Tigre, sus 25 trabajadores se mantienen en total incertidumbre. Algunos periodistas no trabajan y sólo van al periódico a cumplir con su horario pues los directivos quieren seguir con la empresa pero las directivas no tienen los dólares para comprar el papel y reactivar la circulación del pequeño diario que operó de manera continua durante 59 años.

"No sabemos qué puede pasar", dijo el periodista Pedro Ramírez, que tiene a su cargo la página de internet de Antorcha, único medio dónde sigue enviando noticias a sus lectores. "Es preocupante la situación porque si ahora amenazan a los grandes (periódicos), ¿qué le queda a los pequeños?".

En entrevista telefónica, Ramírez dijo que el cierre del diario implicó la "pérdida una ventana" y la oportunidad de tener "otra visión" diferente de las noticias debido a que los lectores de esa localidad petrolera sólo les quedó el diario "El Mundo Oriental".

Buena parte de los diarios latinoamericanos importan su papel de empresas productoras canadienses. Para hacer estas operaciones se necesita comprar dólares, cuya restricción fue establecida por el gobierno venezolano desde hace 11 años.

Los requisitos oficiales para vender divisas obligan a las empresas a obtener un permiso de importación de insumos, bienes y/o servicios, que en su mayoría no se producen en el país.

Los directivos del sindicato de prensa se reunieron el martes con un representante del Centro Nacional de Comercio Exterior, entidad encargada de tramitar los permisos para comprar dólares, con el fin de exponer la difícil situación que atraviesan los diarios locales y el riesgo que enfrentan varios miles de trabajadores de perder sus empleo ante un posible cierre de más diarios.

El sindicalista Ruiz señaló que de la reunión con el alto directivo, que no quiso identificar, los periodistas solicitaron un informe detallado de los dólares que han sido entregados para la importación de papel y sobre cómo se manejarán las futuras solicitudes de divisas para el sector.

El dirigente indicó que el funcionario se comprometió a entregar la información requerida en pocos días.

El sindicato de trabajadores dice que miles de empleados podrían verse afectados por el cierre de más periódicos, pero no tienen cifras precisas.

Ruiz indicó que si las autoridades no dan una respuesta esta semana, los periodistas intensificarán sus protestas callejeras en los próximos días al frente de los edificios de entidades oficiales.

Durante la protesta los manifestantes bloquearon una avenida del suroeste de la capital frente a la entrada del organismo estatal.

El centenar de periodistas y estudiantes de escuelas de periodismo que el martes se congregaron a la entrada del estatal Centro Nacional de Comercio Exterior, responsable de la venta de divisas oficiales, manifestaron su rechazo a la situación actual gritando "liquiden (pongan a la venta) las divisas, queremos trabajar".

En algunos de los carteles había leyendas que decían: "la prensa agoniza, auxilio Venezuela".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7