Critican manejo de tratamiento médico a veteranos

Una alta investigadora federal ha identificado "un preocupante patrón de servicios médicos deficientes" en instalaciones del Departamento de Asuntos de Veteranos en todo el país que dijo fue señalado por denunciantes pero al que el departamento le restó importancia.

Los problemas iban más allá de la extraordinariamente larga espera para algunas citas —y los intentos de ocultarlo— que han colocado al departamento bajo un fuerte escrutinio.

En una carta enviada el lunes al presidente Barack Obama, Carolyn Lerner, de la Oficina Jurídica Federal, citó cosas como la cancelación de citas sin el seguimiento debido, el suministro de agua contaminada con la bacteria que causa le enfermedad del legionario y manejo indebido de instrumentos quirúrgicos. Un excombatiente fue ingresado en una instalación de salud mental pero demoraron ocho años en someterlo a una evaluación psiquiátrica completa.

Sloan Gibson, secretario en funciones del Departamento de Asuntos de Veteranos, dijo que había iniciado una revisión a nivel de toda la institución, que debe completarse en 14 días. "Estoy profundamente decepcionado no sólo con la verificación de las alegaciones de los denunciantes, sino también con el hecho que el departamento no ha tomado con seriedad esas quejas", dijo en un comunicado.

"Este enfoque ha evitado que el departamento reconozca la seriedad de los problemas sistémicos y evitado que se tomen las medidas necesarias para ofrecer un buen servicio médico a los pacientes", escribió Lerner a Obama. "Como resultado, las salud de los pacientes ha quedado innecesariamente sometida a riesgos".

Las quejas sobre la falta de acceso al servicio médico en Asuntos de Veteranos han provocado fuertes protestas que llevaron a la renuncia del secretario Eric Shinseki. Las alegaciones más asombrosas han surgido en el centro médico dela institución en Phoenix, donde una investigación determinó que unos 1.700 pacientes con necesidad de tratamiento "corrían el riesgo de ser olvidados" después que los mantuvieron fuera de una lista electrónica oficial.

Lerner dijo que su despacho está revisando más de 50 quejas de supuestas amenazas a la salud de los pacientes y ha referido a 29 de ellas para una investigación.

La Oficina Jurídica Federal es una entidad independiente investigadora con poderes de instrucción que protege a los empleados federales de prácticas prohibidas de personal, en especial las represalias por denuncias.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada