Critican nombramientos de magistrados en Venezuela

CARACAS (AP). Diputados oficialistas, altos funcionarios, ex embajadores, y jueces, integran el listado de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo que eligió la Asamblea Nacional, en medio de críticas de opositores que aseguran que las designaciones profundizarán la parcialidad del Poder Judicial a favor del presidente Hugo Chávez.

El oficialismo defendió los nombramientos asegurando que los nuevos magistrados cumplieron los requisitos legales, y que la militancia política de algunos no puede utilizarse como limitante porque eso implicaría una "discriminación".

A escasos días de culminar sus sesiones, el Congreso, conformado en su mayoría por aliados del gobierno, eligió el martes nueve magistrados principales para un período de doce años, y 32 suplentes por seis años.

La oposición sostiene que los nombramientos se hicieron apresuradamente debido a que el 5 de enero se integrará un nuevo Congreso, en el cual los aliados al gobierno no contarán con los dos tercios de los votos.

Pero el oficialismo afirmó que la elección cumplió los lapsos que prevé la Ley del Tribunal Supremo cuyo texto fue ajustado, en lo relativo al proceso de selección, poco después de los comicios legislativos del 26 de septiembre.

Entre los magistrados principales electos figura la procuradora general Gladys Gutiérrez; los diputados oficialistas Juan José Mendoza y Malaquías Gil, y la dirigente oficialista y ex embajadora Jhannett Madriz.

La lista de nuevos miembros de la Corte también lo integran profesores universitarios y jueces en ejercicio como Carmen Zuleta, Arcadio Delgado y Trina Omaira Zurita.

"Estas son designaciones al galope", expresó la actual magistrada Blanca Rosa Mármol de León, al cuestionar el proceso de selección de sus próximos colegas, y dijo a la emisora local Unión Radio que "uno se queda buscando la legitimidad de las actuaciones y sintiendo en el fondo siempre un atropello, un ejercicio de fuerza y un alejamiento de la justicia".

Mármol de León sostuvo que es "trágico" que se le pretenda imponer a los jueces que sean "los de la revolución y para la revolución".

El diputado oficialista Juan Montenegro aseguró que la comisión que evaluó los candidatos a magistrados hizo un "trabajo limpio" y "tomando en consideración los reglamentos".

En relación a la estrecha filiación que tienen algunos de los miembros electos de la Corte con el gobierno y el partido oficialista, Montenegro dijo a la AP que los nuevos magistrados a partir de su designación deben tener "un desempeño al margen de toda militancia política".

"No pudiéramos condenar a una persona que por el hecho de ser diputado, de haber salido electo en un determinado momento propuesto por una corriente política. No podemos limitarlos primero porque eso no lo dice la reglamentación...(y) tampoco lo podemos entonces someter a una discapacidad digamos política", agregó.

Organizaciones internacionales como Human Rights Watch (HRW) han llamado la atención sobre la falta de independencia judicial en Venezuela y han denunciado un "copamiento político del Tribunal Supremo de Justicia" por parte de Chávez desde el 2004 cuando la Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo, aprobó una ley que amplió de 20 a 32 el numero de magistrados.

HRW ha afirmado que el máximo tribunal venezolano "no ha cumplido con su rol como garante de los derechos fundamentales frente al accionar arbitrario del estado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes