Críticos de Chávez desestiman acusaciones de sabotaje

CARACAS ( AP). Con las elecciones legislativas a escasos días de distancia, funcionarios del gobierno venezolano citan el sabotaje como posible causa de una parada repentina del metro, la explosión en una siderúrgica estatal y una serie de cortes eléctricos.

Los líderes de la oposición ridiculizan al gobierno apuntando que son una farsa. Sostienen que las denuncias de sabotaje son parte de un teatro político destinado a distraer la atención de la ineficiencia del gobierno y problemas con los servicios públicos antes de las comicios del próximo domingo.

Los funcionarios del gobierno del presidente Hugo Chávez no han presentado evidencia alguna para sustentar sus acusaciones, y nadie ha sido arrestado.

Sin embargo, "sabotaje" se ha convertido en una palabra de moda entre los aliados del mandatario en las últimas semanas en momentos que las empresas estatales de electricidad y otras compañías gubernamentales enfrentan problemas que van desde paradas temporales, explosiones y cortes de energía.

" Estamos en alerta roja ante los sabotaje", dijo Edinson Alvarado, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Metro de Caracas en declaraciones a la radio estatal, varios días después de una falla eléctrica obligó a suspender el servicio durante casi un día entero.

El ministro de Industria y Minería, José Khan, expresó que las investigaciones sugieren que una explosión que se produjo el lunes en una de las plantas de la estatal Ferrominera del Orinoco, la principal productora del hierro del país, fue probablemente causado por un sabotaje. La explosión destruyó las centrales eléctricas.

En un incidente separado hace dos semanas, Khan dijo que "agentes desconocidos" cortaron el cableado eléctrico que alimentaba una línea de la planta de producción, lo que obligó a un cierre temporal.

"Es gente que sabe lo que hace," dijo Khan, quien agregó que él sospecha que es parte de "una campaña de desmoralización para desprestigiar las empresas" bajo control gubernamental.

El ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, también ha dicho que las autoridades sospechan que saboteadores están detrás de los apagones que han estado golpeando varios estados. El ministro manifestó que empleados de las empresas eléctricas estatales podrían estar involucrados, pero su despacho no ha presentado ninguna prueba.

Chávez también ha mencionado el sabotaje en recientes apagones e instó a los trabajadores a proteger las instalaciones eléctricas. El gobernante expresó que estas acciones podrían estar programadas para minar las posibilidades de sus aliados en los comicios legislativos del domingo.

Los líderes de la oposición sostienen que Chávez está tratando de ocultar la ineficiencia de su gobierno al echarle la culpa a supuestos saboteadores.

"Son como (el mago) David Copperfield porque ellos lo que hacen es tratar de hacer que la gente vea algo donde no hay nada", dijo Iván Olivares, candidato a diputado por la oposición.

"Lo que esta pasando es que hay falta de mantenimiento" en las empresas controlados por el estado, dijo Olivares a The Associated Press durante una entrevista telefónica el jueves.

Rodríguez anunció un plan de contingencia esta semana para evitar más cortes de luz, que incluyen el despliegue de soldados para proteger las plantas de energía, así como el equipamiento de muchos centros de votación con generadores de diesel.

"El propósito es evitar no solamente acciones de sabotaje, sino también cualquier falla que pueda presentarse en el sistema eléctrico nacional, y que se pueda corregir con prontitud", indico el ministro.

Los aliados de Chávez también han sugerido que la oposición podría ser responsable de la explosión en Ferrominera del Orinoco, que mató a un trabajador y dejó a otros dos con quemaduras graves, en "una acción de sabotaje".

El diputado oficialista Eddy Gómez indicó que está convencido que los adversarios del gobierno están utilizando los actos de sabotaje para tratar de remover la preocupación del público antes de las elecciones.

Gómez dijo que algunos saboteadores desconocidos cortaron cables de alimentación cerca de la localidad de Palo Negro en su estado natal de Aragua hace varios meses, pero las autoridades no los capturaron.

El congresista admitió que no tiene ninguna prueba de que los enemigos de Chávez estuvieron involucrados, pero sospecha de trabajadores eléctricos adversos al mandatario.

Añadió que una investigación sobre este caso aún está pendiente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes