Cuba: Damas de Blanco piden facilitar liberaciones

LA HABANA (AP). Las Damas de Blanco pedirán a Alejandrina García que deponga la huelga de hambre que inició hace 10 días para que liberen a su esposo porque esta actitud podría interrumpir el proceso de excarcelaciones retomado el viernes por las autoridades cubanas.

"Vamos a hablar con ella para que deponga la huelga porque se ha movido esto (el proceso de liberaciones) que estaba estancado y este gobierno no actúa bajo presión", dijo el domingo Laura Pollán, una de las líderes de las Damas de Blanco después de la tradicional marcha que el grupo realiza cada domingo.

El proceso de excarcelaciones se reactivó el viernes tras la liberación de un disidente y el anuncio de otra próxima.

García, activista de las Damas de Blanco, comenzó el 28 de enero a ingerir solamente aguar mientras no sea excarcelado su esposo Diosdado González que se sumó al ayuno hace seis días.

González está condenado a 20 años de prisión, y forma parte del Grupo de los 75 condenados en 2003 bajo cargos de recibir dinero y orientaciones de Estados Unidos y grupos anticastristas para realizar acciones antigubernamentales.

"Le debemos decir a Alejandrina que ella estsa rodeada de gente que la apoyan, pero los presos están solos en sus celdas, tiene que pensar en ellos, no queremos que ningún preso más se sume a la huelga de hambre", expresó Pollán.

Reymar González, hijo de González y de García, afirmó en conversación telefónica con la AP que su madre "tiene buen ánimo, pero después de 10 días sin ingerir alimentos está muy débil y con dolores abdominales pero seguirá hasta las últimas consecuencias".

Agregó que el sábado visitó a su padre en la prisión y que "se encuentra bien, no acepta ningún chequeo médico y dice que seguirá la huelga hasta que salga".

La Iglesia Católica anunció el pasado viernes la excarcelación de dos presos, Guido Sigler y Angel Moya, en el marco de un acuerdo con el gobierno cubano de julio de 2010 de excarcelar a los 52 del Grupo de Los 75 que aún estaban reclusos. Una veintena había sido liberada en los últimos años por motivos de salud.

Sigler ya se encuentra en su casa en la localidad de Pedro Betancourt, en la provincia de Matanzas, unos 150 kilómetros al oriente de esta capital y anunció su voluntad de viajar a Estados Unidos.

Se espera la excarcelación de Moya, uno de los 9 opositores del "Grupo de Los 75" que quedan en prisión y que se negó salir de la isla como lo hicieron otros excarcelados.

La esposa de Moya, Bertha Soler, explicó que tras conversar con él por teléfono el viernes este le dijo que "los presos más enfermos como Pedro Argüelles, Librado Linares o Eduardo Díaz deberían salir antes".

Soler, activista de las Damas de Blanco, afirmó que desde el viernes no ha sabido nada de Moya. "Sé que mi esposo quiere estar con su familia pero respeto su decisión porque es digna".

Lienes, hija de 19 años de Moya y de Soler, comentó a la AP, "hace nueve años que mi papa está preso, tengo muchas ganas de que este aquí con nosotros, esto es muy duro para mí y para toda la familia".

En el marco del convenio de julio de 2010 han salido 60 personas: 41 miembros del grupo de "Los 75" y 19 personas con cargos de terrorismo, piratería o uso de arma de fuego.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes