Cuba: Parlamento debatirá uniones de personas del mismo sexo

LA HABANA (AFP). El Parlamento cubano debatirá este año la legalización de las uniones consensuales entre personas del mismo sexo, como parte de los esfuerzos por acabar con la discriminación en la isla, dijo este lunes la sexóloga Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro.

" Según ha dicho la Ministra de Justicia (María Esther Reus) a la prensa nacional, su discusión en nuestro Parlamento está incluida en el plan legislativo de 2012", dijo Mariela Castro, impulsora de una cruzada contra la discriminación de homosexuales, en una entrevista con el sitio web estatal "Cuba Sí".

La propuesta no está referida a matrimonios, sino a uniones consensuales, amparadas por la legislación cubana.

"En estos momentos, la propuesta de anteproyecto para la modificación del Código de Familia está siendo sometida al criterio de especialistas del Ministerio de Justicia y de profesionales afiliados a la Unión Nacional de Juristas de Cuba", añadió.

La hija del presidente cubano y directora del Centro Nacional de Educación Sexual confía en que el gobernante Partido Comunista (único) adopte en su Conferencia Nacional, el 28 de enero, una "política de no discriminación" que allane la vía para que el Parlamento apruebe estas uniones.

"Confío en que la Conferencia del Partido ayude a definir explícitamente una política de no discriminación por orientación sexual e identidad de género y que, a su vez, ayude a desarticular los prejuicios que obstaculizan su aprobación" en el Parlamento, indicó.

"El propósito de estas propuestas responde a la necesidad de reconocer y proteger en derechos, cada vez más, a toda nuestra población", agregó.

La homosexualidad en Cuba, tradicionalmente estigmatizada, fue reprimida tras el triunfo de la revolución en 1959, con internamientos en campos de trabajo en la década de los años 60 y marginalización durante el "Quinquenio gris", de los 70.

Pero en los últimos años, Mariela Castro, intelectuales, artistas y blogueros han llevado a cabo una cruzada para acabar con la discriminación. El cine cubano, con el filme "Fresa y Chocolate" (1994), también ha apoyado esta campaña.

"La cinematografía cubana y otras expresiones artísticas han recogido de una manera muy creativa las vicisitudes de hombres y de mujeres, en diferentes edades, para la elaboración de estos cambios", expresó Mariela Castro.

En su documento base de discusión para la Conferencia Nacional, la primera en medio siglo, el Partido propone abrir sus puertas, las del gobierno y las de los cuerpos armados a personas de cualquier "orientación sexual".

El Parlamento cubano sesiona dos veces al año, en julio y diciembre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes