Cuba entrega tierras ociosas a campesinos

LA HABANA (AP). Agricultores privados y cooperativas podrán obtener en usufructo hasta 40 hectáreas de tierras estatales en desuso, la última de una serie de medidas del presidente Raúl Castro para reanimar el agro.

El decreto ley 259 difundido el viernes por la prensa local autorizó la entrega de tierras a las personas "naturales o jurídicas" que se propongan producir alimentos para reducir la importaciones.

"Existe actualmente por diferentes razones un porcentaje considerable de tierras estatales ociosas", reconoció la norma firmada por Castro con fecha 10 de julio.

Para los interesados que sean productores privados el usufructo será concedido por un término de 10 años, si se trata de personas jurídicas como cooperativas se ofrecerán hasta 25 años; en ambos casos se podrá renovar una y otra vez por similar tiempo.

La propiedad contratada es intransferible y podrán alcanzar unas 13 hectáreas de extensión para los campesinos que no tienen tierra actualmente, pero si se trata de alguna persona o institución que produce actualmente bajo este régimen podrá tener hasta 40 hectáreas, indicó la ley.

En caso de que se cometan ilegalidades o se abandonen las tierras se perderá el usufructo; así como si el poseedor no da un uso racional o acorde al cuidado del medio ambiente de las mismas.

Un reporte de la Oficina Nacional de Estadística (ONE) del mes pasado indicó que el 50% de la tierra agrícola en Cuba está ociosa o subexplotada, un fenómeno que se incrementó en un 9% en sólo cinco años.

El estudio indicó que en 2002 el espacio cultivado constituía el 54% contra el 46% del no cultivado; mientras en 2007 las proporciones se invertían: el 45% era trabajada y el 55% no.

Castro reconoció la semana pasada la magnitud del problema y las consecuencias negativas para un país donde la inmensa mayoría de su población es urbana y se gastan unos 1,900 millones de dólares anuales en la compra de alimentos al exterior.

La isla tiene un programa de subsidio para productos básicos de la canasta que entrega a la población mediante una libreta de abastecimiento.

El informe de la ONE destacó que del total de las tierras agrícolas el 36% estaba en manos del Estado y el 64% pertenecía a los privados sean cooperativistas o campesinos individuales. El indicador es diferente a la década de los 80 cuando el 70% estaba constituido por las grandes empresas estatales y sólo 30% la detentaban los particulares.

La nueva ley indicó que serán objeto de entrega todas las tierras que se determinen como ociosas, cualquiera sea su propietario, y las parcelas periurbanas previstas para ampliación de pueblos o ciudades, aunque en este caso deberán ser devueltas por el usufructuario cuando se lo requieran.

El objetivo de estos artículos es fomentar la llamada agricultura urbana, un esquema exitoso desarrollado a partir de la crisis de los 90 y que actualmente provee el 75% de las hortalizas y condimentosas que consumen los 11 millones de cubanos.

En estos meses las autoridades anunciaron además otras medidas para el campo como una descentralización del Ministerio de la Agricultura; la disolución de empresas rurales ineficientes y nuevos esquemas de comercialización para los productores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes