Cuba exige juicio a Posada Carriles

LA HABANA (AFP). Cuba exigió un juicio por terrorismo contra el ex agente cubano de la CIA Luis Posada Carriles, al calificar de "farsa" el proceso por fraude migratorio que se inició el lunes en Texas (EU) contra quien considera el "Bin Laden de América Latina".

En coincidencia con la apertura del juicio contra Posada Carriles por mentir en 2005 a agentes de inmigración cuando ingresó a Estados Unidos, la televisión cubana difundió la noche del lunes un video en el que un salvadoreño confesó ante un tribunal de La Habana haber preparado atentados en 1997 por orden del anticastrista.

"Yo me declaro culpable de estos actos que hice. Fui una marioneta de Posada Carriles", dice Francisco Chávez Abarca en la grabación del juicio en el que fue condenado a 30 años de prisión el 21 de diciembre en La Habana.

Pausadamente narra cómo fue reclutado por Posada Carriles, en momentos que tenía "una situación económica muy precaria", para colocar tres bombas en hoteles cubanos en 1997, por una paga de 2,000 dólares cada una.

Según el video, Chávez Abarca expresó arrepentimiento en el juicio y admitió haber contratado, para cumplir el encargo de Posada, a los salvadoreños Ernesto Cruz y Otto Rodríguez, condenados a muerte en Cuba por los atentados, pero beneficiados en diciembre con la conmutación de su pena por 30 años de cárcel.

Detenido en julio en el aeropuerto de Caracas y extraditado a Cuba, Chávez Abarca, de 38 años, dijo que en 1997 viajó varias veces a la isla para organizar los atentados y que colocó la bomba que explotó el 12 de abril de ese año en la discoteca del Hotel Meliá Cohiba, de La Habana, y que puso otras pero fueron desactivadas.

Al menos nueve atentados contra hoteles y centros turísticos de La Habana y el balneario Varadero dejaron ese año la muerte del turista italiano Fabio di Celmo y unos siete heridos.

"Yo de la justicia norteamericana no espero nada, nada de nada", dijo, al lamentar que Posada Carriles no sea juzgado por terrorismo, el padre del joven italiano, Giustino di Celmo, quien acudió al juicio contra el salvadoreño.

En el interrogatorio de más de 200 preguntas de la Fiscalía, Chávez Abarca cuenta que introdujo a Cuba explosivos ocultos "debajo de la plantilla" de sus zapatos, que -dijo- le compró Posada Carriles.

Foco de fricciones entre Washington y La Habana, Posada, de 82 años, tiene un historial que se remonta a la frustrada invasión de Bahía de Cochinos, auspiciada por la CIA en 1961, y operaciones de inteligencia en Nicaragua, Venezuela, Guatemala, El Salvador, Chile y Argentina.

Calificado por el ex presidente cubano Fidel Castro como un "monstruo", el ex agente de la CIA es señalado como autor intelectual, además de los atentados, del ataque con bomba contra un avión cubano en 1976, que dejó 73 muertos.

Posada, también de nacionalidad venezolana, se escapó en 1985 de la prisión en que esperaba en Venezuela sentencia por la voladura del avión, por lo que ese país lo reclama en extradición a las autoridades de Estados Unidos, a las que La Habana y Caracas acusan de protegerlo.

"Es insólito que un terrorista de la talla de Posada Carriles, que es el Osama bin Laden en América Latina, esté libre", dijo a medios cubanos el abogado del gobierno venezolano José Pertierra, quien considera el juicio por fraude migratorio un "show mediático".

También es acusado por Cuba de preparar un complot para asesinar a Castro durante la Cumbre Iberoamericana de Panamá en 2000. Fue condenado en ese país pero indultado en 2004 por la entonces presidenta Mireya Moscoso, un hecho que provocó la ruptura de relaciones, reanudadas en 2005.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes