Cuba confisca siete barcos extranjeros abandonados, incluidos tres panameños

Cuba confiscó siete barcos mercantes extranjeros, entre ellos tres panameños, que permanecían abandonados desde hace años en puertos de la isla y representaban un "peligro" para la navegación y el medio ambiente, informó este miércoles la prensa local.

" Al menos siete buques comerciales extranjeros fueron declarados en los últimos meses en estado de abandono" e "ingresados al patrimonio del Estado cubano", al amparo de una Ley de la Navegación que el Parlamento cubano aprobó en 2003, señaló el diario Juventud Rebelde.

Esos barcos, que fueron " desatendidos por sus propietarios, armadores o navieros", representaban un peligro " real o potencial para la navegación y el medio ambiente", añadió el periódico.

Precisó que los buques abandonados tenían bandera de Panamá (3), Togo (2), Camboya (1) y Tanzania (1), y que seis de ellos serán "enviados a desguace", mientras el tanquero panameño Nuristef H., fondeado desde septiembre 2010 en el puerto de Mariel, 50 km al oeste de La Habana, será asignado a la empresa estatal cubana Almacenes Universales S.A., indicó.

" Sin operaciones comerciales y sin dotación mínima de seguridad, su estado físico deja mucho que desear" y "el armador del buque adeuda a la Sucursal de Servicios Portuarios del Mariel 149.010 pesos convertibles (igual cifra en dólares) y 12.852,88 pesos (514 dólares) por derecho de atraque" y otros servicios, apuntó.

Los otros barcos panameños son el tanquero Aqua Norteño, atracado desde 2001 en el Puerto de Nicaro, en el noreste de la isla, y el mercante Ragam, semihundido en Bajo Linar, en el extremo oeste del país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7