Cuba reemplaza abruptamente a varios ministros

ETIQUETAS

LA HABANA (AP). Al cumplir un año como presidente, Raúl Castro remplazó el lunes a varios de los funcionarios más poderosos y visibles de la revolución, imponiendo un sello personal a su gobierno en lo que representa la reestructuración más profunda desde que sustituyó a su hermano Fidel Castro.

Entre los desplazados se encuentran el vicepresidente del Consejo de Estado, Carlos Lage, quien perdió su puesto como vicepresidente del Consejo de Ministros, y el canciller Felipe Pérez Roque, informó una nota oficial.

Sin embargo, analistas consultados por AP, dijeron que no hay indicios inmediatos de que las modificaciones se relacionen con las esperanzas de estrechar los vínculos entre la isla y Estados Unidos, ahora que ambos países tienen nuevos mandatarios.

Esta reestructuración abrupta se realizó un año después de que Fidel Castro, de 82 años de edad, tras el deterioro en su salud, cedió la presidencia de manera definitiva a su hermano menor, de 77 años.

El líder delegó en 2006 el poder, pero los funcionarios que atendían las diferentes esferas --salvo algunos reemplazos de ministros-- eran los mismos de entonces.

La extensa nota oficial firmada por el máximo órgano ejecutivo del gobierno y con más de 10 cambios en los niveles más altos, fue leída al final del noticiario del mediodía sin que los locutores dieran indicios sobre su importancia y tras las notas deportivas y el parte meteorológico.

Pérez Roque, de 43 años, el más joven entre los dirigentes revolucionarios y formado desde adolescente por Fidel Castro como su secretario fue reemplazado por Bruno Rodríguez, quien era el vicecanciller y se desempeñó alguna vez como embajador de Cuba ante las Naciones Unidas.

"Era muy cercano a Fidel Castro y edificó su carrera política trabajando directamente" con él, aseguró Phil Peters, especialista en Cuba, en el Lexington Institute, cerca de Washington.

Peter indicó que es muy pronto para señalar si los cambios podrían afectar las relaciones con el nuevo gobierno del presidente Barack Obama, cuyas propuestas para relajar las restricciones estadounidenses a Cuba generaron esperanzas de que se reanuden las negociaciones entre ambos países a fin de poner fin a décadas de fricciones.

"Nada indica que esto sea una reacción a algo ocurrido en Estados Unidos", expresó Peters, quien destacó que Raúl Castro habló durante mucho tiempo de hacer más eficiente el gobierno cubano.

Raúl Castro había prometido cambios en el gabinete y la cúpula gobernante en 2008 y en diciembre pasado reiteró su intención que había sido pospuesta debido a la atención requerida por el paso de tres devastadores ciclones.

Por su parte, Lage, de 57 años, conservó su cargo como vicepresidente del Consejo de Estado, pero fue sustituido como secretario del Consejo de Ministros por el general José Amado Ricardo Guerra, quien fue un cercano colaborador de Raúl Castro cuando éste se desempeñó como titular de Defensa.

Lage es considerado el funcionario que ayudó a salvar la economía cubana, al diseñar modestas reformas financieras tras el derrumbe de la Unión Soviética.

Entre los otros funcionarios relevados figuraron el ministro de Economía y Planificación, José Luis Rodríguez, reemplazado por Marino Murillo Jorge, hasta ahora ministro de Comercio Interior; la titular de Finanzas y Precios, Georgina Barreiro Fajardo, sustituida por Lina Pedraza Rodríguez, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista; y el ministro del Trabajo y Seguridad Social, Alfredo Morales Cartaya, relevado por su viceministra Margarita Marlene González Fernández.

Varios ministerios se fusionarán mediante como los de Comercio Exterior e Inversión Extranjera y los de Industria Alimentaria y Pesquera.

El comunicado informó que la decisión busca cumplir con los planteamientos de Raúl Castro, quien expresó en febrero de 2008 que "hoy se requiere una estructura más compacta y funcional, con menor número de organismos de la administración central del Estado y una mejor distribución de las funciones que cumplen".

La noticia tomó por sorpresa a los cubanos.

"No entiendo porqué esos cambios. Sobre todo Felipe Pérez Roque porque yo tenía mucha confianza en Felipe...Además no conozco ningún de los que han puesto", dijo a la AP el ama de casa Carmen Elizondo, de 45 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes