Cuba replica a condena de Washington por muerte de disidente

LA HABANA ( AP). El gobierno cubano criticó la condena emitida por el gobierno de Washington por la muerte de un preso que al parecer realizaba una huelga de hambre y que la disidencia consideró como un opositor.

" Las declaraciones del Departamento de Estado y la Casa Blanca constituyen una muestra más de la permanente política de agresión e injerencia en los asuntos internos de Cuba e impresionan por su hipocresía y doble rasero" expresó la encargada del ministerio de Relaciones Exteriores para América del Norte, Josefina Vidal, en comunicado fechado el viernes en el que también calificó de "cínico" el pronunciamiento estadounidense.

Wilman Villar, de 31 años, falleció el jueves por la tarde en Santiago, a unos 800 kilómetros al oriente de la capital.

De acuerdo a la versión de los grupos disidentes y familiares, Villar decidió dejar de ingerir alimentos tras ser condenado en noviembre a cuatro años de prisión por su activismo contra el gobierno cubano.

La versión de las autoridades cubanas señaló que Villar falleció por un "fallo multi-orgánico secundario a un proceso respiratorio séptico severo" durante su hospitalización.

Según el gobierno, el occiso fue sancionado por " un escándalo público en el que agredió y provocó lesiones en el rostro a su esposa, ante lo que su suegra solicitó la intervención de las autoridades y al acudir agentes de la PNR (Policía Nacional Revolucionaria) se resistió y los agredió".

Tras el deceso de Villar, el presidente Barack Obama criticó al gobierno cubano en un comunicado en el que comentó " la muerte sin sentido de Villar destaca la continua represión al pueblo cubano y la difícil situación que enfrentan los individuos valientes al defender los derechos universales de todos los cubanos".

Vidal recalcó en su comunicado que la muerte de Villar es "un hecho lamentable, pero inusual en Cuba".

Mientras la funcionaria cubana lamentó que "no hubo pronunciamiento del Presidente (Obama) ni del Departamento de Estado cuando murió en prisión, en Chicago, a consecuencia de una huelga de hambre, la reclusa Lyvita Gomes, el pasado 3 de enero".

"No es en Cuba donde 90 prisioneros han sido ejecutados desde enero del 2010 hasta hoy, mientras que otros 3.222 reos esperan su ejecución en el corredor de la muerte. Hay que recordar que Estados Unidos ya celebró su primera ejecución del 2012", agregó Vidal en la nota.

En Europa, el gobierno español por intermedio de la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, señaló que "esa muerte nos tiene que llevar a buscar e intensificar las reclamaciones al gobierno cubano de puesta en libertad de todos los presos políticos".

En Valparaiso, el vocero del ejecutivo Andrés Chadwick dijo en rueda de prensa que "el gobierno de Chile lamenta enormemente la muerte del ciudadano cubano Wilmar Villar, que ha muerto en una huelga de hambre".

"A raíz de esta situación el presidente de la república ha instruido al embajador de Chile en Cuba para efecto de expresar al gobierno cubano nuestra preocupación por el respeto que se da en ese país a las libertades civiles y respeto a los derechos humanos", afirmó Chadwick.

También los comentarios del vocero chileno recibieron una recriminación del gobierno cubano, que los calificó de "injerencistas y mendaces".

Marielena Ruíz Capote, directora de América Latina y el Caribe de la Cancillería cubana, expresó en un comunicado que Chadwick haría mejor en "ocuparse en abolir la represiva ley antiterrorista, cesar la extrema brutalidad policial contra los estudiantes que defienden el derecho humano a la educación universal y gratuita y dejar de oprimir a los mapuches, cuyas huelgas de hambre se sabe que ocurrieron y son legítimas".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes