Cubano liberado de prisión enfrenta posible deportación

La detención de un inmigrante cubano que estaba por reunirse con su familia después de haber sido liberado por error de prisión, y luego vuelto a encarcelar, ha generado dudas sobre si más personas de Cuba serán deportadas de Estados Unidos ahora que las relaciones entre ambos países se han distendido.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus iniciales en inglés) detuvo el miércoles a René Lima Marín, de 38 años, luego que un juez ordenó su liberación de una prisión estatal en un caso de robo a mano armada. La agencia indicó el jueves que trabaja en su deportación al país del que salió siendo bebé junto con miles de otros cubanos en 1980 en el que se conoce como el éxodo marítimo del Mariel.

Pero no queda claro si Lima, cuya deportación fue ordenada mientras él se encontraba en prisión, será devuelto a la isla caribeña dado que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos tiene poco poder sobre casos de deportación de ciudadanos cubanos.

Bajo un convenio de 1984, Cuba accedió a recibir de regreso a 2.746 de sus ciudadanos que llegaron a Estados Unidos como parte del éxodo. Cubanos que han sido condenados desde entonces, como Lima, no son aceptados de inmediato por las autoridades cubanas como parte de ese acuerdo.

Funcionarios estadounidenses indicaron que más de 36.000 cubanos enfrentan órdenes de deportación por condenas de delitos o violaciones a las leyes de inmigración. Cerca de 600 se encuentran detenidos por el ICE, de acuerdo con estadísticas de la agencia.

Un total de 17 han sido deportados desde octubre de 2016, y 123 han sido deportados desde octubre de 2014, menos de tres meses antes de que el entonces presidente Barack Obama anunciara el inicio de la normalización de las relaciones con Cuba. No queda claro si tales casos forman parte de la lista previamente acordada.

A la gente que no puede ser deportada se le ha permitido permanecer en Estados Unidos y vivir libremente en el país pero deben reportase regularmente con funcionarios de inmigración.

Obama también puso fin a la política "pies mojados, pies secos" promulgada por el presidente Bill Clinton en 1995 y la que otorgaba un trato preferencial de inmigración a los cubanos, permitiéndole a cualquiera de ellos que llegara a territorio estadounidense a permanecer en el país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada