Cubanos, ansiosos y escépticos por posibilidad de viajar

LA HABANA, 18 Abr 2008 (AFP) - Los cubanos aguardan impacientes, aunque con escepticismo, la eliminación de restricciones para viajar, uno de los principales reclamos en la secuencia de cambios que realiza el presidente Raúl Castro. "Hay rumores, pero nada todavía", se lamentan en las filas de las oficinas de Migración.

Hasta ahora todo está igual. Los carteles enumeran los mismos requisitos para cada caso y los costos. "Todavía no, estamos en proceso. Como todo el país, a la espera de cambios, pero todo se mantiene como siempre", declaró a la AFP una oficial de migración de una oficina de otro barrio en La Habana.

La mayor disconformidad reside en la obligación de pedir un permiso de salida (carta blanca), que cuesta 180 dólares, puede ser denegado y establece un plazo de estadía en el exterior, generalmente de 30 días. Cuando un cubano permanece más de 11 meses fuera del país se le considera emigrado y sus propiedades son confiscadas.

"No te van a perdonar los 180 dólares, se los pondrán al pasaporte o a otra cosa, pero no te los van a perdonar", dijo un mulato en bermudas, de 40 años, que aprovecha la cola en "10 de Octubre", para ganar unos pesos como taxista ilegal en su destartalado Moskovich.

Los trámites para viajar sobrepasan los 500 dólares, pero además de la "tarjeta blanca", se requiere una carta de invitación, cuya legalización ante los consulados cubanos en el exterior cuesta 200 dólares, a todo lo que se suma el gasto del pasaporte (unos 100 dólares) y de la visa.

"Es un dineral, que si la tarjeta, que si la carta... Nadie está pidiendo viajar de gratis, pero es demasiado el papeleo y lo engorroso de los trámites. Si los eliminan iría a ver a mi hermana a Canadá", comenta Alina Torres, una graduada de turismo de 31 años, quien está desempleada.

Las conjeturas no alteraron los ánimos en Miami, principal asiento del anticastrismo: "Es una medida que se rumorea, pero no hay nada en concreto aún", dijo Janniset Rivero, del Directorio Democrático Cubano.

Raúl Castro, elegido en febrero sucesor de su hermano enfermo Fidel, emprendió reformas en la agricultura para aumentar la producción, y en el último mes autorizó el acceso de los cubanos a hoteles pagando en divisas, la libre venta de electrodomésticos restringidos y la contratación de celulares.

El cantautor Silvio Rodríguez, considerado la "voz de la revolución", dijo recientemente que la restricción para viajar debería "abolirse".

"Son temas que están bajo consideración", aseveró hace un mes el canciller cubano Felipe Pérez Roque, en una reunión con emigrados cubanos.

Esta semana, el ex cónsul de Cuba en México Pedro Aníbal Riera Escalante entregó al Parlamento una petición para que el Gobierno elimine los permisos de salida y entrada que exige a los cubanos.

"Todos sabemos que si el Gobierno quiere los quita y punto. ¿Cuánto va aflojar y cuándo?. Eso está por verse", dice Torres.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes