Culpan a cierre y clima de atrasos en cortes de inmigración

Los ya saturados tribunales de inmigración se enfrentaron a más obstáculos el jueves cuando cientos de inmigrantes llegaron con notificaciones emitidas por el gobierno para comparecer en la corte para audiencias que no estaban programadas.

Las autoridades inmigratorias de Estados Unidos culparon al cierre del gobierno y el frío extremo de la confusión en torno a las audiencias. La sección del Departamento de Justicia que supervisa los tribunales de inmigración dijo que algunos inmigrantes que debían comparecer el jueves no tendrán tales audiencias.

En Miami, inmigrantes de Honduras y Guatemala que recientemente solicitaron asilo en Estados Unidos llegaron a un tribunal en el centro de la ciudad sólo para ser regresados por el personal. Les dijeron que no tenían programadas sus comparecencias, contrario a lo que decía el documento emitido por el gobierno.

Demoras similares han ocurrido a nivel nacional desde el fallo reciente de la Corte Suprema de Estados Unidos que indica que de acuerdo con la ley, las notificaciones entregadas a los inmigrantes para comparecer en la corte deben incluir fecha y hora. Antes del fallo de junio, el Departamento de Seguridad Nacional emitía notificaciones sin fecha y la Oficina Ejecutiva de Revisión Inmigratoria las programaba.

En un comunicado enviado por correo electrónico, la Oficina Ejecutiva de Revisión Inmigratoria dijo que el cierre evitó que las cortes emitieran nuevas notificaciones de audiencias. Los cierres a causa del clima de esta semana también demoraron el procesamiento en la agencia y, en algunos casos, el tribunal no recibió la documentación necesaria.

Sin embargo, la Asociación de Abogados de Inmigración en Estados Unidos (AILA, por sus siglas en inglés) dijo que al menos parte de la confusión era responsabilidad del Departamento de Seguridad Nacional por emitir notificaciones con “fechas y horas falsas” simplemente para cumplir con los requerimientos del fallo de la Corte Suprema.

No era claro cuántas personas habían sido afectadas el jueves, pero algunos migrantes de Phoenix fueron regresados después de que les informaran que sus casos no estaban programados.

“Es muy difícil monitorear. Somos conscientes de cientos de casos afectados por este tema”, dijo Laura Lynch, asesora legal de AILA.

En San Francisco, cientos de personas ocuparon una acera en una fila que se extendía a lo largo de la manzana afuera de la oficina de inmigración, muchos con sus notificaciones para comparecer para audiencias que no procederían por demoras administrativas.

Por otra parte, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) dijo que la suspensión de las audiencias para el jueves estaba prevista debido al cierre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes