Cumbre del Mercosur examina censura a la UE

TUCUMAN, Argentina (AFP) - Los presidentes del Mercosur se reúnen este martes en la ciudad argentina de Tucumán para revisar su proceso de integración y hacerse oír sobre la crisis alimentaria mundial y la política inmigratoria europea.

La Cumbre del Mercosur, que acogerá a los mandatarios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay más el de Venezuela que está en proceso de adhesión, avalará propuestas para fomentar la integración de la producción y futuros acuerdos comerciales con países africanos, Turquía y Jordania.

A las deliberaciones asistirán los presidentes de Chile, Michelle Bachelet, y de Bolivia, Evo Morales, cuyos estados están asociados al Mercosur. Países como Perú, Colombia y México estarán representados por sus cancilleres.

La nueva legislación europea que permitirá la detención por hasta 18 meses de los extranjeros indocumentados es un tema que dará lugar a pronunciamientos y gestiones del Mercosur, cuyos países tienen decenas de miles de ciudadanos emigrados tras las crisis económicas de los últimos años.

"Es indigna. Es la ley del bochorno, de la ignominia", sostuvo el presidente venezolano, Hugo Chávez, apenas pisó el aeropuerto de Tucumán, 1.300 km al norte de Buenos Aires.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, dijo que el Mercosur emitirá "alguna resolución que contemple la situación de miles de latinoamericanos se encuentran en esa dificultad". "Es muy ingrato", dijo en alusión a las oleadas de europeos recibidas en el siglo pasado en toda América Latina.

La cumbre transcurrirá con el trasfondo de la crisis alimentaria mundial y el Mercosur se empeña en mostrar que ha encontrado en ella una oportunidad, aunque algunos países, especialmente Argentina, enfrentan problemas de inflación y peleas con los productores.

"El Mercosur es poderoso en producción y exportación de alimentos y energía", dijo el canciller argentino, Jorge Taiana, en alusión a que el bloque tiene a Argentina y Brasil como grandes productores de alimentos y, además, Brasil es líder mundial en biocombustibles.

Los presidentes darán su aval a un plan de integración productiva de las pequeñas y medianas empresas en lo que será el primer emprendimiento en gran escala para armonizar la producción. Desde el inicio del Mercosur en 1991, las cuestiones estrictamente comerciales de la unión aduanera consumieron los esfuerzos centrales.

"El bloque está en condiciones de adoptar un programa de productividad para fomentar las pequeñas y medianas empresas", dijo Alfredo Chiaradía, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la cancillería argentina.

Esos proyectos "van a tener impacto directo en la vida de los ciudadanos, ya que tienen que ver con agua potable y saneamiento básico en comunidades de extrema pobreza".

En el encuentro, también se lanzará el llamado Fondo Pyme para el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas que participen en proyectos de integración productiva regional, complementario al Plan de Integración Productiva del bloque.

El objetivo es garantizar el acceso de créditos blandos a Pymes que encuentran dificultades para acceder a préstamos del sistema bancario.

"Estamos ante una bisagra en la construcción de nuestro mercado común que nos proyecta más allá de la mera concepción comercial", dijo Chiaradía.

En la reunión de ministros del lunes, fue aprobado el Fondo de Convergencia Estructural con cinco proyectos para Paraguay. La inversión total será de 23,5 millones de dólares, de los cuales 18,5 millones serán aportados por el Fondo.

En los próximos meses el fondo financiará otros 23 proyectos por un monto total de 169 millones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes