Cumbre de UE enfocada en altos precios de crudo y alimento

BRUSELAS (AP). Los líderes de la Unión Europea iniciaron el jueves una reunión cumbre e hicieron temporalmente a un lado la turbulencia política que detonó el rechazo irlandés a un tratado de reforma del bloque de naciones, enfocándose en cambio en algo que muchos europeos resienten en sus bolsillos: los precios crecientes de los alimentos y los combustibles.

Como si los líderes necesitaran recordar que la ciudadanía quizás está más preocupada por la carestía que por el tratado de la UE, cientos de agricultores de Bélgica, taxistas y camioneros sitiaron la sede del organismo europeo en vísperas de la cumbre.

Los manifestantes lograron detener la marcha de gran parte de Bruselas, en la más reciente de una ola de protestas en Europa por los altos precios de los combustibles y la inflación más alta en una década.

"Nuestra primera preocupación es la situación económica en Europa", dijo el presidente de la Comisión Europea, Manuel Barroso. "Los precios del petróleo, los precios de los alimentos. Eso es lo que vamos a discutir".

Desde antes de la cumbre de dos días, los mandatarios parecían coincidir en que no deberían tomar ninguna decisión apresurado sobre cómo salvar el proyecto de reformas de la UE _el llamado Tratado de Lisboa_, que los irlandeses rechazaron en un referéndum.

"Es demasiado temprano para que alguien presente propuestas", dijo el primer ministro irlandés, Brian Cowen. "Tendremos que trabajar intensamente durante los próximos meses para identificar qué posibles soluciones podemos tener disponibles".

Barroso sugirió que las decisiones relacionadas con el tratado sean aplazadas hasta octubre.

Entretanto, dijo que otras naciones de la UE deberían proseguir con sus procedimientos nacionales de ratificación del tratado, que intenta hacer agilizar la toma de decisiones del bloque de 27 naciones y apuntalar su papel en el escenario mundial.

El miércoles, Gran Bretaña fue el 19° país de la UE en ratificar el tratado y se espera que los parlamentos de los siete países restantes lo aprueben, aunque los checos han expresado dudas sobre si obedece su propia constitución.

Irlanda es el único que sometió el texto del proyecto a una votación popular, obligada por su constitución.

Los líderes de la UE parecían deseosos de evitar el atascamiento político que ha ocurrido luego de otros referéndum en los que la población votó en contra de propuestas importantes de tratado.

"Europa no puede permitirse el lujo de hacer otra pausa para la reflexión", afirmó la canciller alemana Angela Merkel antes de la cumbre. "Europa tampoco puede darse el lujo de ningún intercambio de favores, pero naturalmente debemos y escucharemos los argumentos de los irlandeses".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes