Dalai Lama termina visita a Berlín con discurso incómodo

BERLÍN (AFP) - El Dalai Lama, jefe espiritual de los tibetanos, concluirá el lunes en Berlín una visita a Alemania que incomodó al gobierno de la coalición, con un discurso en la Puerta de Brandeburgo, lugar simbólico de la reunificación alemana tras la Guerra Fría.

La ministra alemana de Desarrollo, Heidemarie Wieczorek-Zeul, que se reunió durante la mañana con el líder espiritual tibetano afirmó haber hablado con él sobre Tíbet y sus lazos con China durante más de una hora.

"El mundo necesita a personalidades que encarnen los ideales de paz e igualdad", declaró la ministra a los periodistas. "Hice hincapié en la importancia de un diálogo con China", afirmó, reiterando el deseo del gobierno alemán de que se organicen negociaciones directas entre los representantes tibetanos y Pekín.

"La posición del gobierno federal (alemán) en esta cuestión es muy clara y la repití una vez más", afirmó.

Por mediación de su embajada en Berlín, el gobierno chino había expresado oficialmente su reprobación por el encuentro entre el Dalai Lama, de 72 años, y la ministra socialdemócrata.

Para no irritar a China, el encuentro no tuvo lugar en el ministerio, sino en un gran hotel de la capital.

Este es el encuentro político de más alto nivel que haya mantenido hasta ahora el Dalai Lama durante su viaje por varios países occidentales, destinado a devolver la atención del público a la situación en Tíbet después de la violenta represión de una revuelta antichina en su capital, Lhasa, en marzo.

El Premio Nobel de la Paz inició su gira por cinco países la semana pasada en Francfort, con una crítica a la represión militar china de los manifestantes tibetanos en la que acusó a Pekín de "represión".

El exilio tibetano afirma que la represión china dejó más de 200 muertos mientras que las autoridades de Pekín aseguran que "agitadores" tibetanos fueron los responsables de la muerte de 21 personas, al tiempo que acusan al Dalai Lama de haber organizado la revuelta.

El líder espiritual tibetano fue recibido el lunes por seguidores que enarbolaban banderines, pero durante la tarde debía pronunciar un discurso en la Puerta de Brandenburgo que se preveía atrajese a los manifestantes prochinos.

Su visita suscitó también controversia en el seno de la coalición de la canciller alemana Angela Merkel. Esta había recibido al Dalai Lama en la cancillería en septiembre de 2007, desatando una grave crisis en las relaciones bilaterales con China.

Actualmente de viaja en América Latina, la canciller insistió, según la prensa, para que el líder espiritual tibetano fuese recibido por un miembro del gobierno, después de que su ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, se negase a hacerlo.

Tras Alemania, el Dalai Lama viajará a Gran Bretaña, Australia, Estados Unidos y Francia, en una gira de tres meses que finalizará a mediados de agosto, poco antes de la clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes