Dalai Lama llegó a Francia para visita de gran simbolismo

PARÍS (AFP). El Dalai Lama llegó el lunes a Francia para una visita de 12 días de carácter esencialmente religioso, pero de gran simbolismo en pleno periodo de los Juegos Olímpicos de Pekín, aun cuando no tiene programado ningún encuentro con personajes de primer plano del Estado francés.

El líder espiritual tibetano, que llegó a París hacia las 06H00 locales, fue recibido en el aeropuerto parisiense de Roissy-Charles-de-Gaulle por miembros de su comunidad religiosa con quienes salió con rumbo desconocido.

El programa oficial del Dalai Lama empieza el martes con la visita de un centro budista y de una pagoda en las afueras de París.

La pagoda de la comunidad vietnamita del municipio de Evry, la más grande de Europa con 4,000 m2, se preparaba para recibirlo el martes.

Prevista desde hace dos años, la visita del líder espiritual tibetano, de 73 años, premio Nobel de la Paz y figura mundial de la no violencia, pretende ser sobre todo religiosa, a excepción de un encuentro el miércoles en el Senado sobre el Tíbet.

Aunque en un primer momento se consideró la posibilidad de una reunión con el presidente francés Nicolas Sarkozy, esta finalmente no se llevará a cabo ante la hostilidad expresada por Pekín. El embajador de China en París declaró recientemente que "el Tíbet es un asunto puramente chino y el Dalai Lama alguien que tiene un doble rostro y un doble lenguaje".

El 6 de agosto, Sarkozy confirmó que no recibiría al Dalai Lama durante su visita a Francia, pero indicó que su esposa Carla Bruni asistiría a una ceremonia presidida por el dignatario tibetano el 22 de agosto.

Muy criticado por la oposición de izquierda y por los defensores de los derechos humanos por su presencia en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos en Pekín y por haber renunciado a reunirse con el Dalai Lama, Sarkozy indicó que tendría la oportunidad de encontrarse con él ulteriormente, sin precisar la fecha.

El sábado, en una entrevista con la AFP, Matthieu Ricard, monje budista francés y cercano colaborador del Dalai Lama, justificó el aplazamiento de este encuentro recalcando que en plena temporada de Juegos Olímpicos habría sido tomado como "una provocación", dando como resultado "un endurecimiento del gobierno chino".

Al mismo tiempo se refirió al "terrible contraste entre el terror" que continúa imperando en el Tíbet y "la magnificencia de los Juegos Olímpicos" que se llevan a cabo en Pekín.

El momento cumbre de la visita del Dalai Lama será un seminario que dará en Nantes (oeste), del 15 al 20 de agosto. También visitará varios centros y congregaciones budistas en la región de París, Normandía y Bretaña (noroeste).

El 22 de agosto inaugurará un templo en Roqueredonde (sur) en presencia de Carla Bruni Sarkozy y terminará su visita el 23.

El dirigente budista ha visitado Francia una decena de veces desde 1982. En 1993 fue recibido por el entonces presidente, el socialista François Mitterrand.

Unas 770,000 personas -de las que tres cuartas partes son de origen asiático-, se declaran budistas en Francia, según la Unión Budista francesa, si bien el número efectivo de practicantes es difícil de establecer.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes