Darfur: 7 soldados de la ONU y Unión Africana muertos

JARTUM (AFP). Siete soldados de la fuerza de Naciones Unidas y de la Unión Africana (UA) en Darfur, la MINUAD, murieron y 22 resultaron heridos en un ataque, el más sangriento contra este contingente "híbrido" desde su despliegue en enero en la provincia sudanesa, atribuido a milicias árabes.

El ataque, en el norte de la región, es el último de una serie de asaltos contra esta fuerza ya debilitada por numerosas dificultades logísticas y políticas.

"Los asaltantes, a bordo de decenas de vehículos y con armas pesadas, tendieron una emboscada a un convoy de la MINUAD en Um Hakibah, a 100 km de Shangil Tobay en el Estado de Darfur Norte", indicó un responsable de la fuerza "híbrida", que pidió el anonimato.

Los soldados heridos en el ataque fueron trasladados en avión a El Facher, donde serán tratados, añadió el responsable.

El contingente de la MINUAD fue atacado cuando volvía de una misión de seguimiento, después de que ex rebeldes del Ejército de Liberación de Sudán de Minni Minnawi --que firmaron la paz con el gobierno de Jartum en 2006 -- alegaran que dos de sus miembros habían sido asesinados.

"Parece que fue un ataque de envergadura. Fueron atacados por lo que sería una gran fuerza", afirmó la misma fuente.

Según dos responsables de la ONU en Sudán, la milicia sudanesa Janjawid es sospechosa de haber cometido el mortífero ataque.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condena "en los más duros términos posibles este inaceptable acto de extrema violencia contra la fuerza de mantenimiento de paz de la ONU y la UA en Darfur", según su portavoz Michèle Montas.

Ban "llama al gobierno de Sudán a hacer todo lo posible para asegurar que los autores sean rápidamente identificados y comparezcan ante la justicia", añadió Montas.

La Unión Africana deploró que "este ataque criminal (...) se produzca en un momento en el que se están llevando a cabo importantes esfuerzos para asegurar el despliegue completo de la MINUAD y la reanudación del proceso político en Darfur".

La presidencia francesa de la Unión Europea condenó el ataque el miércoles en un comunicado y pidió a Sudán que coopere para identificar a los responsables.

Según el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband, actualmente de visita en Sudán, es difícil ser optimista sobre el futuro de Darfur, viendo la "crisis humanitaria" que atraviesa.

Mientras la seguridad no sea restablecida y el proceso político no se inicie, sólo se podrá ser "extremadamente prudente en cuanto a las perspectivas (de la región)", precisó Miliband.

Las tropas de la MINUAD han sido el objetivo de una serie de ataques desde que, en enero de 2008, tomaron de forma oficial el relevo de la anterior fuerza de misión africana, la AMIS, responsable de mantener la paz en esta región en guerra civil desde 2003.

El despliegue de la MINUAD, que debe ser integrada por unos 26,000 hombres, se encuentra con numerosas dificultades logísticas y políticas.

La fuerza, con muy pocos medios, dispone de 9,200 soldados y policías sobre el terreno y 1,300 civiles en un territorio equivalente en superficie a Francia.

Desde 2003, las fuerzas gubernamentales apoyadas por milicias árabes luchan contra los movimientos rebeldes de Darfur, en un conflicto que ha dejado más de 300,000 muertos y forzado el desplazamiento de 2,2 millones de personas, según la ONU. Jartum cifra los muertos en unos 10,000.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes